Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asistentes a la manifestación de este miércoles en Barcelona en defensa de la escuela monolingüe obligatoria en catalán impuesta por la Generalitat / Glòria Sánchez (EP)

“Vete a la porra”: la mala educación de los profesores insumisos con el 25% en castellano

AEB envía una carta a los colegios en la que ofrece colaboración para aplicar la sentencia y garantizar una sociedad diversa y plurilingüe, pero las respuestas van del desprecio a la sorna

6 min

“Les enviaré a la porra”. “No vuelva a enviar correo basura”, “se cumplirá estrictamente un 75% de catalán, algo que no se ha hecho hasta ahora…” La respuesta de determinados colegios catalanes a la ayuda ofrecida por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) para aplicar un 25% de castellano en los horarios lectivos va desde la mala educación hasta el desprecio, pasando por la sorna y la hostilidad.

El pasado lunes, la entidad envió una carta a todos los centros públicos y concertados de Cataluña en los que ofrece asesoramiento y colaboración para cumplir las resoluciones judiciales. En su escrito, AEB recuerda que, el pasado 4 de mayo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordenó la ejecución forzosa de la sentencia que obliga a “garantizar con carácter inmediato a todos los alumnos la enseñanza en catalán y en castellano de al menos el 25% de las horas lectivas con carácter vehicular en cada una de estas lenguas”. Los centros educativos “tienen derecho a adaptar en sus proyectos lingüísticos el 50% restante, que se distribuirá en función de la realidad social del entorno o de la impartición de las lenguas extranjeras”.

Ana Losada, presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB)
Ana Losada, presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB)

La entidad recuerda que los tribunales ha reconocido su legitimación activa para defender los intereses de los alumnos catalanes. “La comunidad educativa avanzará en derechos cuando el castellano y el catalán, junto con el aranés en el Valle de Arán, sean de verdad lenguas vehiculares en la enseñanza no universitaria”. 

“Los alumnos catalanes tienen que aprender a convivir en una sociedad diversa y plurilingüe, respetuosa con la riqueza cultural de Cataluña, que se expresa en catalán, castellano y aranés, además de en otras lenguas. El establecimiento de un sistema en el que la enseñanza en las lenguas oficiales de Cataluña forme parte de la normalidad de los centros educativos los hace, sin duda,  más integradores y cohesionados”, señala AEB al hilo del auto de 4 de mayo de 2022 y la sentencia de 16 de diciembre de 2020 del TSJC, y se pone a disposición de los centros, a los que ofrece “colaboración y asesoramiento para implantar el modelo de conjunción lingüística”. 

Respuesta hostil

Pero la respuesta de algunos centros ha sido muy hostil. “Señores, como no estamos interesados en nada que puedan comunicarnos, hagan el favor de no enviarnos más correos. Nos ahorraremos tener que marcarlos como basura. Saludos”, responden desde un centro de Lleida. Pero AEB le hace notar al docente que “este correo no es un correo personal ni de su propiedad, es el correo de una escuela pública, por tanto, todos los ciudadanos tienen derecho a dirigirse a la escuela. Como responsable y representante de un centro público parece no haber entendido que sus opiniones y deseos personales, muy respetables, no pueden confundirse con las que debe transmitir como director/a de un centro público, que no son otros que el respeto a la neutralidad y la normativa vigente como funcionaria pública”.

El colegio mantiene el pulso y escribe que “ustedes pueden dirigirse a nosotros como escuela pública que somos y con mucho gusto les atenderemos en cuanto a todo lo que sea pertinente: oferta de enseñanzas, horarios, condiciones, etc. Lo que no pueden hacer es intentar pasar por delante del Departamento de Educación, con órdenes, colaboraciones y asesoramientos que nadie les pide y para los que no están autorizados. Cuando el Departamento, a través de los canales y procedimientos habituales y regulados, nos dé instrucciones nosotros las seguiremos. Ésta es la manera correcta de proceder”. AEB no desiste: “Le recomendamos leer de nuevo nuestra carta, que no incluye instrucciones sino información sobre el deber de aplicación de la sentencia. Nuestra asociación ha sido legitimada por el TSJC para defender a los alumnos catalanes y actuar en caso de incumplimiento de la sentencia. No daremos de baja su email de nuestra base de datos”.

"A la porra"

Más lacónica se muestra otra escuela de Barcelona. “No vuelvan a enviar correo spam esta escuela”, exigen. Y especialmente maleducado se muestra el director de una escuela de Tarragona, que se prodiga en tertulias: “Agradeceríamos no recibir ningún mensaje más suyo. La próxima vez os enviaré a la porra. Atentamente”.

Desde L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), una docente se expresa con sorna en estos términos: “Como directora de un centro de adultos en Hospitalet pueden estar tranquilos que a partir de ahora velaré para que se cumpla estrictamente el 75% de horas lectivas en catalán, algo que hasta ahora no se hacía. Gracias por su ayuda”.