Menú Buscar
La consejera de Salud, Alba Vergés, habla sobre las nuevas medidas en Lleida por el Covid-19 / GOVERN

Vergés asegura ahora que enmendarán su error con el escrito judicial para aislar Lleida

La 'consellera' de Salud pide a la ciudadanía del Segrià y otros siete municipios que se quede en casa y salga "solo para trabajar y comprar lo necesario"

3 min

La Generalitat buscará el "camino jurídico" para aislar Lleida ciudad, Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, La Granja d'Escarp, Massalcoreig y Torres de Segre. Así lo ha avanzado la consejera de Salud, Alba Vergés, tras la decisión de la magistrada del Juzgado de Instrucción 1 de Lleida, en funciones de guardia, de suspender esta nueva reclusión, al considerar que el objetivo es "eludir la aplicación del estado de alarma parcial" y alega que esta es una competencia estatal. Es más, el escrito remitido a la juez ni si quiera incluye datos de contagios que avalen la petición del encierro total. 

Vergés, en una entrevista este lunes en Catalunya Ràdio, ha asegurado que buscarán la seguridad jurídica y ha pedido a la ciudadanía que se quede en casa y salga "solo para trabajar y comprar lo necesario". También ha alertado de que el riesgo de transmisión del coronavirus en esa zona es alto.

"Asuntos jurídicos por delante de la gente"

"No tomamos medidas por gusto. No dejaremos de trabajar por la salud de la gente", ha sostenido Vergés, que ha añadido que el Gobierno es conocedor de las medidas que ha tomado la Generalitat, ya que así se lo ha comunicado al ministro de Sanidad, Salvador Illa.

La titular de Salud ha avisado de que la situación es grave como para poner "los asuntos jurídicos por delante de la gente" y ha explicado que, aunque la decisión de la magistrada se pueda recurrir, los recursos tardan unos días y estas medidas se deben tomar cuanto antes mejor para evitar que los datos de contagio vayan a peor.

"Mala apuesta"

"La ley de Salud Pública es clara. Tenemos potestad para pedir ciertas cosas respecto a la actividad económica", ha subrayado Vergés, que asegura no entender cómo se puede parar algo tan serio como esto, en sus palabras.

Preguntada por si la situación se resolvería si el Govern pidiese al Gobierno que se aplicase el estado de alarma, Vergés ha insistido en que el Ejecutivo es conocedor de estas medidas, y ha calificado de mala apuesta esta vía.