Menú Buscar
Reunión de la Mesa del Parlamento catalán, que aprobó constituir la ponencia para agilizar la "desconexión" / CG

Varapalo de los letrados del Parlament a la independencia exprés

Los juristas advierten de que reformar el reglamento de la Cámara catalana, como pretenden JxS y la CUP para aprobar la desconexión en lectura única, necesita "amplio consenso"

5 min

Los letrados del Parlamento de Cataluña afirman que cualquier modificación del reglamento de la Cámara debe contar "con el más amplio consenso posible" de los grupos, algo que no se da en la propuesta de reforma que han impulsado Junts pel Sí y la CUP, según un informe de los juristas que supone un varapalo a la independencia exprés que las formaciones independentistas plantean. No es la primera vez que los letrados avisan de las irregularidades detectadas en esa tramitación.

Bajo el título Observaciones y propuestas jurídicas y técnicas a la reforma del reglamento, el informe ha sido entregado este miércoles por los letrados a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a los grupos parlamentarios.

JxSí y la CUP impulsaron una reforma para agilizar la aprobación de las leyes de desconexión, incluyendo en su planteamiento la posibilidad de extender el uso de la lectura única, que es un procedimiento de máxima urgencia que hasta ahora está reservado al Govern y que permite aprobar leyes en pocas horas. De esta forma, pretenden acortar el margen de maniobra de las instituciones del Estado, que previsiblemente impugnarán esa vía de secesión.

Vulneración de las minorías parlamentarias

El resto de grupos rechaza este cambio y los letrados recuerdan que "la regla habitual en las sucesivas reformas del reglamento" ha sido el consenso, y cuestionan la propuesta de JxSí y la CUP de que cualquier grupo pueda solicitar tramitar una proposición de ley mediante este mecanismo de máxima urgencia.

Señalan que los grupos de la oposición han presentado varias enmiendas que piden limitar el uso de la lectura única a casos de máximo consenso y si lo pide una mayoría cualificada, requisitos que se exigen tanto en el Congreso de los Diputados como en los parlamentos en los que se usa este mecanismo.

Comparten estas bases y proponen limitar su uso a aquellas iniciativas que lo permitan por su "simplicidad" o naturaleza, ya que lo contrario podría perjudicar a las minorías parlamentarias.

Los letrados apuntan que la reforma de JxSí y la CUP podría vulnerar "la posición de las minorías parlamentarias", y señalan que debe quedar claro que los grupos tienen derecho a pedir dictámenes al Consell de Garanties Estatutàries (CGE) de todas las iniciativas que se tramiten por lectura única.

Vía para saltarse los trámites parlamentarios

También alertan de que la intención de JxSí y la CUP de poder incluir votaciones de última hora en los plenos si lo pide una mayoría de diputados, podría provocar "que una mayoría relativamente poco reforzada pueda decidir llevar al pleno cualquier tramitación parlamentaria pese a que no haya cumplido todos los trámites" previstos.

"Esta regulación especialmente laxa, contrasta claramente con las reglas que establecen otros reglamentos" de otros parlamentos, señalan los juristas, que citan como ejemplo el Congreso de los Diputados, en el que debe haber unanimidad para alterar el orden del día.

Vulneración de derechos

La propuesta de los grupos independentistas, alertan los letrados, podría afectar el "ejercicio de los derechos que configuran el estatuto de los miembros del Parlament", así como el derecho constitucional de acceso a los cargos públicos en condiciones de igualdad y al desarrollo de acuerdo con las normas.

"La jurisprudencia constitucional ha considerado que el ius in officium de los diputados puede verse vulnerado si no se respetan los derechos" básicos ligados a su condición, y por ello proponen establecer límites o incorporar matices en este sentido en la reforma de JxSí y la CUP.

Clarificar el reglamento

Sobre la propuesta de empezar la actividad parlamentaria el 15 de agosto y no el 1 de septiembre como hasta ahora, indican que debería empezar un día después, el 16 de agosto, respondiendo a la lógica de dividir los meses en quincenas.

Otro punto de la reforma que proponen JxSí y la CUP es el derecho de terceros a intervenir en las comisiones, y los letrados señalan que "sería conveniente mantener una diferenciación clara" entre la participación de expertos o representantes de entidades del resto de intervenciones, y sugieren redefinir este apartado para mejorarlo.