Menú Buscar

Varapalo al sectarismo digital de Puigdemont

El Parlamento catalán reprueba el uso partidista de las cuentas oficiales del Gobierno catalán, y debate los bloqueos del ‘president’ en Twitter

2 min

Las redes sociales han irrumpido con fuerza en la Generalitat como medio de comunicación, aunque no con la ecuanimidad esperada. Los partidos que dan apoyo al Gobierno de Carles Puigdemont --CDC y ERC-- lo saben y, a modo de mea culpa, se han sumado a una propuesta de resolución, aprobada recientemente en el Parlamento catalán, en la que se insta al Ejecutivo catalán a hacer un uso estrictamente institucional de todos sus perfiles oficiales en las redes sociales y no reflejar en ningún momento la actividad privada o partidista de los consejeros.

La iniciativa, aprobada por unanimidad en la Comisión de Asuntos Institucionales, fue presentada y defendida por la diputada de Ciudadanos Sonia Sierra, quien aportó pruebas gráficas de ese uso político de los logos oficiales de las consejerías, entre las que destaca el llamamiento a participar en las manifestaciones independentistas de la Diada, pero, especialmente, la invitación que hizo la consejera de Trabajo y Asuntos Sociales, Dolors Bassa, a un acto de ERC desde el perfil de su departamento.

Sierra, que ironizó sobre cómo podía sentar ese autobombo republicano a los socios de CDC, aprovechó esa comisión parlamentaria para cuestionar la tendencia al bloqueo en Twitter del presidente Carles Puigdemont, un hábito que denunció Crónica Global. Efectivamente, el community manager del dirigente independentista, Aleix Clarió, impide que determinados tuiteros puedan interactuar con el jefe del gobierno catalán. El milennial ha bloqueado incluso a usuarios que no siguen a Puigdemont o que nunca han tenido interrelación. “¿Por qué? ¿Tienen listas ideológicas?”, preguntó la representante de la formación naranja.

No hubo respuesta por parte del secretario de Difusión y Atención Ciudadana, Jordi Vilajoana, presente en la citada comisión.