Menú Buscar
Manuel Valls en su presentación a candidato a la alcaldía de Barcelona / EFE

Valls lamenta que haya violencia en el “espacio público"

El ex primer ministro francés ha destacado que siempre ha impulsado una política migratoria "equilibrada" y ha negado que sea "antigitano" o "racista"

04.10.2018 11:23 h.
3 min

Manuel Valls, el candidato a la alcaldía de Barcelona, ha apuntado que en Cataluña "hay violencia en el espacio público". También ha apuntado que los disturbios que se produjeron durante el aniversario del 1-O son prueba de ello.

"Es violencia, sobre todo cuando un cargo público de la Generalitat, como el president Torra, dice a unos grupos, los CDR, apretad. Después ha cambiado un poco porque hay que ir con cuidado. Existe violencia en el espacio público catalán", ha argumentado Valls.

"Fractura política"

El ex primer ministro francés ha mantenido que en Cataluña hay que superar "la fractura política" derivada del procés. "Hay mucha gente que hoy vive mal y que se tiene que respetar", ha matizado Valls. Ha defendido que si llega a la alcaldía de Barcelona trabajará para que la ciudad condal sea parte de la solución al "choque de la sociedad catalana".

Valls ha declarado que quiere contagiar a la capital catalana de sus valores de "republicanismo universal". Ha matizado que no los ve incompatibles con el "respeto" a la monarquía española, cuyo papel durante la transición ha destacado.

"Independiente"

El aspirante a la alcaldía de la ciudad condal ha subrayado que su regreso a Barcelona es una decisión firme, por lo que se quedará como concejal de la oposición aunque pierda las elecciones municipales de mayo de 2019.

Valls ha sostenido que está trabajando en el equipo para formar su candidatura, que se articulará bajo la plataforma Barcelona, capital europea. Ha recalcado que será "independiente" respecto a cualquier partido político.

"Antigitano"

Cabe destacar, que de momento, solo ha recibido el apoyo explícito de Ciudadanos. Ha afirmado: "Iré convenciendo a gente y habrá sorpresas". Uno de los ejes de su campaña será la seguridad, un campo en el que se considera experto por su trayectoria poltíca en Francia.

Ha añadido que siempre ha impulsado una política migratoria "equilibrada" y ha negado que sea "antigitano" o "racista".