Menú Buscar
Uno de los mensajes con los que ha amanecido el barrio de Vallcarca / Twitter

La turismofobia y el 'procés' se dan la mano en Vallcarca

El barrio de Barcelona amanece con grafitis en defensa de la independencia que se agregan a los de odio a los turistas

20.11.2017 00:00 h.
2 min

Vallcarca vuelve a la carga. La turismofobia y el procés se topan ahora en uno de los barrios más reivindicativos de Barcelona. Las pintadas han vuelto a dejarse ver en las escaleras mecánicas que dan acceso al Parc Güell. Tras una serie de amenazas a los turistas durante el verano para denunciar la gentrificación en la zona, el independentismo más radical toma ahora la palabra en las pintadas callejeras.

Los autores reclaman la libertad de los Jordis y de los siete exconsellers cesados que se encuentran en prisión preventiva.

Una de las pintadas en defensa de la "libertad de los presos políticos" con las que se ha despertado Vallcarca / CG

Una de las pintadas en defensa de la "libertad de los presos políticos" con las que se ha despertado Vallcarca / Twitter

“Nunca te fíes de un maldecido convergente”, “sólo el pueblo salva al pueblo”, “¿ahora que piensas de la justicia, la ley y la prisión?” o “hay más presos políticos que políticos presos”, son algunos de los mensajes que se que se han plasmado en las paredes de varias calles del barrio.

Fusión de mensajes

En algunas ubicaciones, precisamente, se mezclan con los que invitaban a los turistas a marcharse. Así ocurre en el photocall que los críticos con el modelo turístico actual pintaron en uno de los muros donde se ubica la parada de la línea 3 del metro.

"Nunca te fíes de un convergente malnacido", uno de los mensajes con los que ha amanecido Vallcarca / CG

"Nunca te fíes de un convergente maldecido", uno de los mensajes con los que ha amanecido Vallcarca / Twitter

Los vecinos de Vallcarca desconocen quien es el autor de las pintadas, aunque no todos las censuran. “Muestra un problema común que sufrimos la mayoría”, indican en declaraciones a este medio.

Las imágenes han sido difundidas por la Assemblea Llibretària Heura Negra y ha sido secundada por sindicatos anarcosindicalistas como la Confederación General de Trabajadores (CGT).