Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de la Policía Nacional ante un tanatorio de Grupo El Salvador, en Valladolid / EFE

Castilla y León orilla a los funerarios en la vacunación

Protesta de la patronal Avasef después de que la Junta rechace inmunizar a los trabajadores del final de las empresas de final de vida

3 min

Bronca en Castilla y León por la vacunación de los funerarios. La Junta ha rechazado incluir a los funerarios en la inmunización preferente contra el Covid-19, la infección que causa el virus SARS-CoV-2. La patronal autonómica ha elevado una queja a la Administración autonómica. 

Lo ha hecho la Asociación Vallisoletana de Empresas de Servicios Funerarios (Avasef), integrada en la patronal CEOE, tras conocer el calendario de vacunación autonómico contra la enfermedad. La organización empresarial se ha dirigido a la Junta "con preocupación" habida cuenta de que las próximas fases de vacunación no priorizan a los funerarios como colectivo preferente. 

Bomberos y Protección Civil, sí

A este respecto, cabe recordar que los servicios sanitarios regionales sí inmunizarán a Bomberos y Protección Civil a partir del lunes. No obstante, el personal funerario, que tiene exposición directa a personas que fallecen por la infección, no se ha incluido en esta fase. 

Ante ello, Avasef elevó una petición a la Junta para cerciorarse de si existía algún avance con su sector, uno de los primeros que pidió la administración del fármaco. Pidió la patronal que los funerarios sean incluidos en el Grupo 3B "tan pronto como sea posible y de acuerdo a la disponibilidad". 

"Cuando les corresponda, se vacunarán"

La respuesta del Ejecutivo regional ha dejado insatisfecha a la organización empresarial. "Ustedes serán vacunados cuando les corresponda por grupo de edad", ha respondido el equipo de la doctora Verónica Casado, consejera de Salud de Castilla y León. 

Desde Avasef ven "grave" esta actitud de la Junta hacia el colectivo de funerarios y ven "imprescindible" inmunizarlos por cuanto se actividad laboral entraña un riesgo evidente, al manipular restos mortales de personas que han fallecido con la enfermedad. Lo que es más, desde la entidad empresarial consideran que la estrategia de vacunación autonómica contraviene el Procedimiento en el manejo de cadáveres de casos de Covid-19 elaborado por el Ministerio de Sanidad. El dosier fija que el personal funerario debe gozar de la misma protección que el sanitario.