Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un agente de la Policía Nacional recibiendo una vacuna contra el Covid-19 / EP

El Govern vacunó a la cúpula del CatSalut antes que a la Policía

El personal técnico y administrativo, sin contacto con pacientes, fue inmunizado antes que los agentes del CNP y la Guardia Civil

6 min

El Gobierno catalán vacunó a la cúpula del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) antes que a los 7.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña. El personal administrativo y técnico de la aseguradora pública catalana, el que jamás tiene contacto con pacientes, pasó por delante en la inmunización a los efectivos policiales que trabajan a pie de calle

Han alertado de ello fuentes del sector sanitario, indicando que CatSalut ha conseguido vacunas para todos sus trabajadores, independientemente de su edad o puesto. Ello incluye a los cargos administrativos y técnicos que no tienen contacto con el nivel asistencial, no ven a enfermos en ningún caso. Los que quisieron se pusieron las dosis, sin que ello generara ninguna alarma en el campo nacionalista, como sí lo ha hecho la vacunación de apenas 7.000 funcionarios, sobre la que el secretario de Salud, Josep Maria Argimon, llegó a decir que frenaría la vacunación de personas mayores

 

 

Personal técnico y administrativo fue inmunizado antes que los agentes del CNP y la Guardia Civil / CG

Una explicación: contacto con sanitarios

Este medio contactó el jueves con el CatSalut para verificar la información, sin obtener respuesta. Otras fuentes del sector sanitario dan la vacunación del personal técnico y administrativo del ente público por descontada. También la contextualizan. Indican que, aunque la cúpula del CatSalut no tenga contacto alguno con pacientes, sí puede recibir a sanitarios para reuniones de coordinación, laborales u otros encuentros. 

Ante ello, el Departamento catalán de Salud, la máxima autoridad sanitaria en estos momentos por delegación del Ministerio de Sanidad y Consumo, podría justificar la vacunación del nivel técnico y gerencial del ente coordinador de provisión de servicios sanitarios. Sería posible si se sigue el mismo hilo argumental con el que se ha inmunizado a los estudiantes de Medicina en Cataluña, ya que algunos de ellos visitan hospitales para prácticas u otros cometidos. "En lugares de paso de sanitarios, se vacuna desde el gerente al personal de limpieza", explican los interlocutores consultados. 

La vacunación, el lunes

Cualquiera que fuere la explicación, la Generalitat inmunizó al personal que trabaja en la sede del CatSalut antes que a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña, hecho que ha añadido tensión en el caso. Los sindicatos de agentes denunciaron desigualdad de trato por parte del Govern y llevaron su caso a los juzgados, hasta que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) les reconoció sus derechos esta semana. El TSJC llamó a capítulo al Govern y le dio 10 días para equiparar la vacunación de los dos cuerpos de seguridad a la de los Mossos d'Esquadra, que presentan un 80% de la plantilla inmunizada. 

La Administración autonómica cumplirá. Si no se suspende la administración de los fármacos como en anteriores ocasiones, los efectivos policiales las recibirán el lunes, martes y miércoles de la próxima semana en la comisaría de la Zona Franca de Barcelona y en las comandancias de la Guardia Civil de Lleida, Tarragona y Girona. Se les inyectará el medicamento de Moderna

'Casus belli' nacionalista

La vacunación de Policía Nacional y Guardia Civil en Cataluña tendrá lugar solo después de que el nacionalismo catalán la haya convertido en un auténtico casus belli. Al retraso difícilmente justificable a la protección de los efectivos policiales se le unió la reacción de algunos líderes independentistas cuando el TSJC llamó a la Generalitat a inmunizarlos. El expresidente catalán prófugo, Carles Puigdemont, lo vio un "privilegio". El director de su oficina, Josep Alay, una "humillación". El eurodiputado de Ciudadanos, Jordi Cañas, anunció que denunciaría a Puigdemont por "incitación al odio" ante el Parlamento europeo. 

Incluso un alto cargo nacionalista habitualmente moderado como el doctor Josep Maria Argimon, secretario autonómico de Salud Pública, se mostró encolerizado tras la resolución del TSJC. En la rueda de prensa posterior a la decisión de la segunda instancia judicial, aseguró que la corrección judicial retrasaría la vacunación de mayores, sostuvo que "le importaba un rábano si es mosso o guardia civil" y defendió que "se vacunaba a todo el mundo" en Cataluña. Otros líderes soberanistas vieron "judicialización​" del combate antipandémico en una decisión polémica que ha propiciado una resolución judicial extraordinariamente dura para la Generalitat.