Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El líder de Units per Avançar, Ramon Espadaler / EFE

Units se desmarca del PSC y apoya subvencionar a la escuelas que segregan por sexo

El partido que lidera Espadaler teme que la supresión de la financiación de la educación diferenciada se haga extensiva a toda la escuela concertada

3 min

Units per Avançar ejercerá la libertad de voto dentro del grupo parlamentario de PSC-Units en el Parlament para defender el mantenimiento de las subvenciones a las escuelas diferenciada ante el temor de que sea un primer paso para eliminar también la financiación de toda la escuela concertada. "Están en peñigro el derecho a la libertad de creación de centros con ideeario propio y el drecho de los padres a escoger la educaicón que quieren para sus hijos", advierte el secretario general de Units, Ramon Espadaler.

El Parlament vota hoy una moción del PP en defensa de "mantener el sostenimiento de fondos públicos para la oferta de educación diferenciada", después de que el consejero de Educación, Josep Bargalló, anunciara que se eliminará el concierto de primaria en los centros que segregan por sexo.

"Renovamos nuestro compromiso en la defensa ahora y siempre de la libertad de creación de centros educativos con un modelo propio y de la libre elección de este por parte de las familias. Este derecho comporta la obligación por parte de la Administración Educativa de la concesión del concierto educativo. No hacerlo atenta contra el derecho a la educación, reconocido como derecho fundamental ya la vez defendido con reiterada jurisprudencia tanto constitucional como de carácter internacional", afirma Units.

Comunicado de las patronales

El partido apoya el comunicado emitido ayer por Patronales de las Escuelas Privadas Concertadas de Cataluña que reafirman "el rechazo a la no renovación del Concierto de Primaria en las escuelas que cumplan la normativa vigente, especialmente las escuelas diferenciadas".

Units "ha defendido dos cuestiones fundamentales en relación a la educación: la libertad de la creación de centros con ideario propio y el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, para que en son los principales responsables de su educación".

Espadaler destaca que "hoy estos dos derechos están en peligro: primero, por la ley, la que se está haciendo en estos momentos en el Congreso que pone en cuestión el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos y, también, por la actitud de la Generalitat que lo está intentando laminar y sacar algunos centros del conciertos, en este caso las escuelas que hacen la opción de la diferenciada".