Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ramon Espadaler, secretario general de Units per Avançar, y Antoni Durán-Sindreu, miembro del comité directivo del partido y coordinador del programa económico

Units reclama un pacto de Estado por la cohesión y el consenso social

Un informe del partido liderado por Espadaler incluye medidas para diseñar un nuevo marco económico que permita crear riqueza y empleo, recuperar la clase media y reducir la pobreza

6 min

Units per Avançar ha propuesto hoy la creación de una Comisión de expertos por un Pacto de Estado por la cohesión y consenso social para diseñar una propuesta de reformas estructurales. El secretario general de Units, Ramon Espadaler, ha hecho un llamamiento a los partidos tanto del ámbito catalán como estatal para que participen en este nuevo contrato social, y ha presentado un informe junto a Antoni Durán-Sindreu, miembro del comité directivo y coordinador del programa económico, con una serie de medidas para crear riqueza y empleo, recuperar la clase media y reducir la pobreza.

Este informe constata que el incremento de los precios de la energía y de materias primas, además del de los productos agroalimentarios, se ha trasladado a los precios generando una inflación que dispara los costes de las empresas y los precios finales para los consumidores. Una situación que ha empeorado por la invasión de Ucrania y que coincide con que, tras las dos últimas crisis (2007 y Covid), "España no ha afrontado las reformas estructurales necesarias en los ámbitos económicos y de la Administración Pública".

Un nuevo marco económico

Ambas crisis, añaden, han aflorado los déficits del modelo económico y "la necesidad de diseñar un nuevo marco económico y social que nos permita crear riqueza y empleo, recuperar la clase media, reducir la pobreza, y sentar las bases para corregir el nuestro déficit estructural y reducir la Deuda Pública cercana ya al 120% del PIB". Los datos económicos demuestran "una lenta recuperación pospandemia, truncada a consecuencia del actual alza de precios y costes y que parecen ser la antesala de una nueva crisis económica. Es necesaria una respuesta urgente".

En este contexto, el secretario general de Units ha remarcado que “el mundo ha cambiado. Por este motivo, son necesarias reformas profundas tanto en el ámbito de la economía como en el de la administración. Su complejidad requiere un acuerdo amplio”. Y ha añadido que “la preocupación social por el futuro requiere una respuesta urgente, con decisiones firmes que garanticen la imprescindible cohesión social. Sólo es posible a través de un amplio consenso social que fije las líneas generales de un nuevo compromiso o contrato social, similar al que en el su día fueron los Pactos de la Moncloa”.

Déficit estructural

Por su parte, Durán-Sindreu ha remarcado que las medidas que hasta ahora se han hechos públicos "no centran el foco en el verdadero problema: nuestro modelo económico, nuestro déficit estructural, y elevada Deuda Pública", Considera que "no es el momento de bajar los impuestos y que el incremento de la recaudación debe provenir de la nueva riqueza y empleo que seamos capaces de crear, y no de la riqueza ya existente, así como de mejorar la redistribución de los impuestos de forma que pague más quien más tiene".

Asimismo, ha afirmado que esto es compatible con la necesidad de deflactar la tarifa del IRPF "para que nadie pague nada menos que lo que pagaba con anterioridad. No hacerlo, es aumentar los Impuestos, y muy especialmente, en las rentas medias y bajas".Cree imprescindible "un Pacto de Estado por la cohesión y consenso social, esto es, "una Comisión de expertos independientes, agentes sociales, y sociedad civil, para diseñar una propuesta sobre las reformas estructurales a acometer a corto, medio y largo plazo, con el fin de crear riqueza y empleo".

Deuda pública

Units propone sentar las bases del equilibrio presupuestario y de la reducción del porcentaje de Deuda Pública, así como revisar a través del AIREF el gasto innecesario, en concreto, el gasto superfluo, las duplicidades, y el gasto “clientelista”, así como las políticas de gasto con criterios de eficiencia y eficacia, suprimiendo las que carezcan de retorno económico o social". Por otra parte, ha subrayado la necesidad de inyectar liquidez a determinadas rentas proponiendo un Bono social (ayuda económica) de 1.000 € por persona de carácter progresivo y extraordinario para rentas por debajo del salario medio.

Para rentas inferiores al umbral de la pobreza, la ayuda sería del 100%, disminuyendo su importe a medida que el importe de la renta sea mayor. Para los autores del estudio, el problema actual no es la presión fiscal, sino cómo
ésta se distribuye entre los diferentes niveles de renta. Por este motivo, proponen redistribuir adecuadamente el actual esfuerzo fiscal aligerando la presión fiscal de las clases bajas y medias e incrementando la de las rentas altas.
Units aboga por un amplio conjunto de medidas en diferentes ámbitos, especialmente en cuanto a la atención de los más vulnerables, priorizando las políticas selectivas de gasto, la capitalización y continuidad de las empresas viables, así como la creación de empleo, además de un amplio conjunto de medidas fiscales entre las cuales destaca la urgencia de implementar la fiscalidad medioambiental, y uno sistema tributario más redistributivo.