Menú Buscar
El líder de Units per Avançar, Ramon Espadaler, en el Parlament / EFE

Units reclama una Mesa de Diálogo sin posturas inmovilistas

La formación que lidera Ramon Espadaler cree que Torra "se ha inhabilitado a sí mismo", por lo que insta a que el Parlament promueva esos acuerdos que deberán ser validados en las urnas

3 min

Units per Avançar ha instado hoy al Parlament que impulse una Taula per al Diàleg con todos los grupos políticos

amb tots els grups polítics amb representació parlamentària

La formación liderada por Ramon Espadaler considera que, una vez dictada la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés, "ha llegado el momento de situar el conflicto en el terreno de la política, es decir, del diálogo y de la negociación", tanto en Cataluña como con el Gobierno de España"

Por ello reclama al Ejecutivo que salga de las urnas del próximo 10 de noviembre "que asuma, sin dilaciones y con todas las consecuencias, el papel que le corresponde en la defensa del interés general, como corresponsable que es de la necesaria convivencia en el seno de Cataluña y también con el conjunto de España". Este proceso de diálogo y de negociación "debe orientarse hacia el logro de consensos. Por esta razón, ni puede tener límites en su punto de partida ni las partes lo pueden afrontar desde posiciones inmovilistas. Hay que tomar conciencia de que el acuerdo sólo será posible si todas las partes asumen que habrá que hacer renuncias para alcanzarlo".

Una vez alcanzado el acuerdo "deberá ser validado en las urnas por parte de la ciudadanía de Cataluña y, en su caso, por el conjunto de España". La existencia de posiciones insolubles en el punto de partida (una visión independentista y una visión inmovilista) no debería impedir avanzar en aspectos tan relevantes como el reconocimiento de la realidad diferenciada de Cataluña o la aspiración a un autogobierno de calidad, adecuadamente financiado, aspectos recogidos en nuestra propuesta de Bases para un Pacto de Estado Cataluña-España".

"En la medida en que el presidente de la Generalitat se ha inhabilitado a sí mismo --añade-- renunciando a representar a todos los catalanes y dada la imperiosa necesidad de trabajar por la concordia en el seno de Cataluña y con el conjunto de España, proponemos que sea el Parlament de Cataluña el que impulse una Mesa para el Diálogo, en la que estén presentes todos los grupos políticos con representación parlamentaria".