Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pruebas de la vacuna de Moderna / EP

La Unión Europea se asegura 160 millones de dosis de la vacuna de Moderna

La Comisión cierra el sexto contrato con una farmacéutica para abastecerse de antídotos contra el Covid-19

2 min

La Unión Europea (UE) ha cerrado un contrato con el laboratorio estadounidense Moderna para la adquisición de 160 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus. El anuncio llega una semana después de que la farmacéutica anunciara que su fórmula mostraba una eficacia del 94,5% en los primeros análisis de la fase 3.

"Todos sabemos que una vacuna segura y efectiva aportará una solución duradera y sostenible a esta pandemia. La vacunación será crucial para superar este virus", ha señalado Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Reparto de las vacunas

La dirigente ha reiterado que las dosis se repartirán entre los Estados miembros de forma proporcional una vez se haya demostrado su efectividad. "Por supuesto todas las vacunas serán evaluadas cuidadosamente por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y sólo se autorizará y comercializará si se demuestran seguras y efectivas", ha insistido.

Este contrato se suma a los alcanzados con AstraZeneca, Sanofi-GSK, Curevac, Johnson & Johhnson y Pfizer lo que sitúa la cartera de vacunas europea en más de 1.500 millones de dosis de distintos tipos de vacunas, siguiendo la estrategia de tener distintas opciones para incrementar las posibilidades de éxito frente a la pandemia.

Negociaciones duras

Las negociaciones con Moderna han sido las que más se le han resistido a la Comisión Europea. Pese a contar con un acuerdo preliminar firmado en agosto, las conversaciones seguían encalladas entre ambos actores. Finalmente, la premura por empezar a diseñar los planes de vacunación han facilitado el pacto.

Según declaró von der Leyen durante la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la UE celebrada la semana pasada, la EMA podría conceder la autorización preliminar a Moderna y Pfizer durante la segunda mitad de diciembre. De este modo, los primeros antídotos contra el SARS-CoV-2 superarían el primer escollo administrativo antes de ser distribuidos a la población.