Menú Buscar
Ramon Espadaler, Miquel Roca y Josep Sánchez Llibre en una recreación gráfica saliendo de una oficina de La Caixa.

Unió propone a la banca pagar toda su deuda dentro de 10 años

Roca plantea a las entidades que los casi 20 millones en préstamos se paguen en una cuota única para superar la insolvencia del partido

4 min

La banca tiene hasta el 29 de julio para tomar una decisión, pero todo indica que el aplazamiento a futuro será la solución que se abrirá paso para resolver los problemas financieros de Unió Democràtica de Catalunya (UDC). Se trata de transformar los 19,3 millones de préstamos que se adeudan a bancos y cajas de ahorro en lo que en términos financieros se conoce como bullet. Es decir, un préstamo con una única cuota, al final del plazo estipulado, que según la propuesta presentada por el bufete de Miquel Roca el jueves pasado sería de 10 años.

De confirmarse la operación en estos términos, se resuelven diferentes asuntos de un solo plumazo: UDC podrá levantar el preconcurso de acreedores gracias al convenio de acreedores con los bancos; la imagen del partido y la reputación de los bancos que le han prestado queda salvaguarda al no existir condonación de deuda; y la formación política cuenta con diez años para reconstituir sus finanzas mediante la venta de su sede social, la reducción e indemnización de su plantilla y el inicio de una nueva etapa más austera.

Liderazgo de La Caixa

La solución que finalmente se adoptará ha tenido que ver con las presiones ejercidas por La Caixa ante los representantes de Unió. La entidad que preside Antoni Massanell de forma provisional decidió rechazar la primera oferta que formuló UDC y que consistía en aplicar una quita del 95% del pasivo bancario.

Aunque algunos bancos acreedores estaban dispuestos a optar por esta opción, “La Caixa impuso una cierta cordura”, según relata un experto financiero implicado en la negociación. La palabra quita, en consecuencia, ha desaparecido de un eventual pacto.

La ley de partidos políticos impide que la banca pueda hacer condonaciones de deuda a las formaciones que tienen contraídos créditos. El legislador se olvidó en su día de la posibilidad de que un partido se acoja a la ley del concurso de acreedores y negocie un convenio con quienes son sus prestamistas. Esa vía legal fue la detectada por el bufete Roca para llevar adelante su primera propuesta, pero la banca rechazó el perdón a la totalidad de los créditos.

Quita de hecho de casi la mitad

“El escándalo hubiera sido mayúsculo y se les hubiera acusado de todo tipo de connivencias”, explica un jurista al corriente de las conversaciones. Con el aplazamiento a 10 años, el bullet que puede acabar aprobándose, se produce también, de hecho, una quita. “Puede ser de entre el 40% y el 50%, depende de la evolución de los tipos de interés, pero ya no es la condonación prácticamente total”, aseguran desde uno de los bancos españoles implicados.

Que La Caixa haya optado por avalar esta última solución supone que el convenio podrá firmarse sin mayores dificultades, ya que su decisión será la que arrastre al resto de acreedores bancarios, con cantidades inferiores. Por orden, tras la entidad catalana se sitúa el Banco Santander, BBVA, Popular y Banco Sabadell.