Menú Buscar
Una foto de archivo de lazos amarillos / EFE

Una víctima: “Sí, hay independentistas que apalean”

Juan V.I. relata cómo fue brutalmente agredido en una población cercana a Vic por retirar lazos amarillos y cómo llevará a juicio a sus atacantes en diciembre

5 min

Una vida complicada, con separaciones sentimentales, con la pérdida del trabajo y con una depresión que se iba agudizando. Un médico le recomendó que fuera a un retiro religioso, cerca de Vic. Juan V.I. se lo pensó dos veces antes de entrar. La localidad era Sant Joan de Vilatorta, y se apercibió de que todo estaba pintado de amarillo, tras un cartel en el que se leía: Benvinguts a la República Catalana, municipi per la independència. Vecino de Santa Coloma de Gramenet, Juan decidió que no iba a ingresar, junto con otros compañeros, en la casa de reposo, y se fue caminando a lo largo de la carretera.

Lo que pasó justo después lo recuerda bien, aunque con algunas lagunas. El hecho es que Juan V.I. decidió cortar lazos amarillos de los árboles y farolas que fue encontrando. Y su decisión resultó fatal.

Los de "Tabàrnia"

Dos coches pasaron a su lado y pararon en el arcén de la Avenida de Vic, en el municipio de Sant Joan de Vilatorta. De uno de los vehículos salió un chico de unos 25 años. “Se dirigió hacia mí y empezó a gritarme: "Fatxa de merda, què ets de Tabàrnia? Et mataré” (Facha de mierda, eres de Tabarnia, te mataré). Se abalanzó hacia él, como explica Juan V.I. y le empezó a golpear en un brazo y en el muslo con un bate de béisbol que sacó del coche.

Los palazos dejaron paso a las manos. “Empezó a darme puñetazos en la cara, en el mentón, en la frente, entre las cejas, empecé a sangrar y me caí al suelo. Me quedé como inconsciente, no recuerdo nada más, tengo como una laguna mental”, asegura. Ello ocurrió el pasado mes de abril.

Testimonio 

Lo explica el abogado y periodista Josep Manuel Silva, que entrevistó a Juan V.I hace unas semanas, tal y como lo ha publicado en su blog Cave Canem. Silva reproduce lo que vivió Juan V.I. que, finalmente, con pruebas, tras pasar por el Hospital de Vic, denunció a sus agresores –constan como denunciados Xavier N.B. y Xavier A.I.--. El juicio se celebrará en diciembre.

El agredido, vecino de Santa Coloma de Gramenet, de 60 años, asegura que quería que se supiera que en el lado del independentismo se han producido actos violentos. “Sí, hay independentistas que apalean, porque parece que sólo pegan los de un lado, seguro que hay más gente como yo que no dice nada por miedo. Ese tío estaba como loco”, asegura.

El alcalde condena la agresión

En el ámbito local se dio cuenta de ello. Fue el diario Osona.com, asociado a Naciódigital, el que explicó la “agresión en Sant Julià de Vilatorta contra un hombre que estaba retirando lazos amarillos que reivindican la libertad de los presos catalanes”.

El diario explicó que antes de la agresión, otros vehículos, sin llegar a pararse, increparon al hombre que retiraba los símbolos por la libertad de los presos secesionistas.

"Que se sepa"

El alcalde de la localidad, Joan Carles Rodríguez, de ERC, condenó el acto, a través de su cuenta de Twitter: “Somos gente de paz y defendemos nuestras ideas de manera no violenta. Aquí es recibido todo el mundo, piense como piense, dentro de la fraternidad”, aseguró, insistiendo en que era “intolerable cualquier tipo de agresión”, y que, “por suerte, son hechos aislados, no representativos del carácter abierto de nuestra sociedad”. El CDR de la localidad también condenó el acto. Pero no trascendió.

Ahora Juan V.I. quiere que se sepa.