Menú Buscar
El secretario general de UGT, Josep Maria 'Pepe' Álvarez, en una imagen de archivo / EFE

UGT, el segundo sindicato más longevo de Europa

La confederación cumple 130 años de historia este fin de semana y lo celebra con varios actos en Barcelona

11.08.2018 13:47 h.
3 min

UGT cumple 130 años. Es el segundo sindicato más longevo de Europa y lo celebra con varios actos en Barcelona, donde se fundó en 1888 de la mano de Pablo Iglesias y con Antonio García Quejido como primer presidente. La inauguración del aniversario será el domingo y contará con la participación de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.

Una exposición y un libro conmemorarán los momentos “históricos y contrapuestos” del sindicato. Su secretario general, Josep Maria Pepe Álvarez, resume los 130 años con una frase: “Detrás de cada derecho y libertad conquistado desde 1888 en nuestro país, siempre ha habido un ugetista”.

Una historia de “altibajos”

La UGT nació en un momento de lucha obrera: en tres años –de 1902 a 1905– hubo 71 huelgas generales y 92 paros parciales. Los primeros años fueron acompañados de conquistas: la ley sobre el trabajo de mujeres y niños, la de accidentes laborales y la del descanso dominical. Tan solo dos años después de aparecer, se celebraba por primera vez el 1 de mayo.

Ha sido una historia de “altibajos”, que desde el sindicato aseguran que “no han afectado a su defensa de los derechos de los trabajadores y la mejora de sus condiciones de vida”. Entre los hitos en los que el sindicato tuvo un papel clave también destacan la jornada laboral máxima de ocho horas, las leyes de contrato de trabajo, asociaciones profesionales y de cooperativas.

Dictadura y democracia

Muchas de las conquistas alcanzadas desaparecieron con la llegada de la Guerra Civil y la dictadura. La clandestinidad y el exilio marcaron esta etapa, que terminó con la vuelta a la democracia y a la libertad sindical. Entonces, se consiguió recuperar la celebración del Primero de Mayo, el Estatuto de los Trabajadores, la jornada de 40 horas y los 30 días de vacaciones.

La crisis económica y los recortes, que coincidieron con la dirección de Cándido Méndez, fueron también una época convulsa. La lucha sindical se centró entonces en combatir el desempleo, la reducción del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones. Ahora, apuntan desde UGT, la lucha continúa. La recuperación no ha resuelto todos los problemas desembocados de la crisis y a ello se añaden nuevas reivindicaciones, como recuperar derechos laborales perdidos durante la recesión, evitar recortes en las pensiones y la igualdad de los derechos de la mujer.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información