Menú Buscar
Ramon Espadaler y Josep Antoni Duran Lleida, en la reunión del Comité de Gobierno de Unió.

UDC acudirá a un preconcurso de acreedores ante su alarmante situación financiera

Los socialcristianos sopesan replantear su congreso, previsto para el 16 de abril. Arrastran una deuda de 16 millones de euros

Redacción
2 min

La dirección de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha decidido acogerse a un preconcurso de acreedores para resolver su alarmante situación financiera producto de la deuda acumulada y, por ello, sopesa replantear su congreso, convocado para el próximo 16 de abril.

La pérdida de representación en el Parlament y en el Congreso de los Diputados, sumada a la fuga de concejales y militantes desde su ruptura con CDC, ha afectado a las cuentas de Unió hasta el punto de tener que someterse a un preconcurso de acreedores, una figura legal que implica un plazo de negociación de tres meses para tratar de evitar el paso posterior, el concurso de acreedores.

Reunión del Consell Nacional

El comité de gobierno del partido se ha reunido hoy en Barcelona y ha acordado convocar para este sábado un Consell Nacional en el que se explicará la situación a los cuadros del partido.

Tras el divorcio de Convergència y la escisión de Demòcrates --el sector independentista ahora aliado con los convergentes--, Unió afrontó las pasadas elecciones catalanas en solitario, con su secretario general, Ramon Espadaler, como cabeza de cartel, y se quedó fuera del Parlament. Ese resultado se repitió en las generales, con Josep Antoni Duran Lleida al frente de la lista, quien acabó por dimitir como líder de la formación.

Venta de la sede central

En esta etapa de transición, la dirección de Unió, bajo la batuta de Ramon Espadaler, se ha puesto manos a la obra para equilibrar las cuentas: ha reducido personal y está negociando la venta de su sede central, situada en la calle Nàpols, cerca del Parque de la Ciutadella de Barcelona.

Sin embargo, ante una deuda que alcanza los 16 millones de euros, el partido ha decidido acogerse al preconcurso de acreedores para renegociar las cuantías que adeuda principalmente a entidades bancarias.