Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotografía de supuestos mercenarios del grupo Wagner a las órdenes de Putin, dispuestos a actuar también en Ucrania

Ucrania y los derechos humanos: el alarmante precedente del Tribunal Europeo

El TEDH rechazó la demanda de Georgia sobre el hostigamiento a su población civil en una sentencia analizada por juristas y diplomáticos y que podría dejar impunes a los mercenarios de Putin

7 min

El sufrimiento de la población civil de Ucrania debido a la invasión rusa pone el foco en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Hay precedentes, pero no son alentadores. El 21 de enero de 2021, este tribunal se pronunció sobre el ataque ruso a Georgia. Pero lo hizo rechazando la demanda de este territorio en una sentencia que dividió a los jueces: once contra seis. Hubo votos particulares muy críticos, pero el fallo desconcierta a diplomáticos y expertos en Derecho Constitucional. Máxime cuando los mercenarios del grupo Wagner, milicia paramilitar a las órdenes del presidente de Rusia, Vladimir Putin, conocida por sus actos sanguinarios y que podrían tener en el punto de mira al primer ministro de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha entrado en acción.

Ha dado la voz de alarma el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo, Miguel Ángel Presno Linera. Recuerda la demanda de Georgia contra Rusia, a la que acusó de incumplir varios artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos en sus ataques indiscriminados y desproporcionados contra la población civil y sus bienes.

La importancia de las fases de la guerra

Según explica Presno, el TEDH distingue entre la fase activa de las hostilidades, cinco días de guerra con bombardeos y fuego de artillería, y la ocupación tras el cese de las hostilidades, con denuncias de asesinatos, malos tratos, saqueos e incendios de viviendas. Para el Tribunal Europeo, los hechos ocurridos en la fase activa no eran competencia de la Federación de Rusia, pues no puede asegurarse que existiera un control efectivo del territorio. Esa parte de la demanda fue declarada inadmisible.

sentencia rusia georgia
Sentencia del TEDH sobre la demanda de Georgia contra Rusia

Cabría concluir, afirma Presno, que si se traslada esta jurisprudencia a la situación actual, una eventual demanda de Ucrania contra Rusia por “hechos ocurridos durante la llamada fase activa de las hostilidades” sería también inadmitida.

“No es fácil saber qué puede ocurrir si Ucrania presenta una demanda contra Rusia por lo que está ocurriendo estos días, pero no parece descabellado pensar que al número de jueces que eran partidarios de condenar a Rusia por la invasión de Georgia se sumen ahora más hasta el punto de que pasen a ser mayoría”, explica Presno a Crónica Global. “Habrá que ver la composición del Tribunal, imagino que también como Gran Sala, y cómo influye el precedente de la no condena anterior por lo ocurrido en los primeros días de la invasión de Georgia”, añade.

"El caso de Ucrania es distinto"

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universitat de Barcelona (UB), Xavier Arbós, cree que “el caso de Ucrania es distinto, y el TEDH tendría que tenerlo en cuenta". "Es distinto porque las operaciones rusas son las propias de una invasión en toda regla, con zonas controladas de hecho por sus tropas. El problema puede surgir si afloran los mercenarios del grupo Wagner, como responsables incontrolados de vulneraciones de derechos humanos. Como se sabe, Rusia rechaza cualquier vínculo con ese grupo, aunque ese rechazo no parezca convincente”, detalla.

La Compañía Militar Privada Wagner es un grupo de mercenarios que se creó en 2014 en el Donbass tras la anexión de Crimea. Está formada por exmilitares, algunos miembros de las fuerzas de elite y de los servicios secretos. "La ONU les atribuye la práctica de torturas, ejecuciones, asesinatos indiscriminados de civiles desarmados, ocupación de escuelas y saqueos", recuerda el catedrático, por lo que podrían ser juzgados por crímenes de guerra.

Violaciones del Convenio

El embajador José Antonio de Yturriaga también ha analizado la sentencia. “El TEDH se inhibió de juzgar las violaciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos producidas durante el período del conflicto armado entre Rusia y Georgia y centró su resolución en los actos ilegales cometidos tras la firma del alto el fuego por las tropas rusas y las milicias de Osetia del Sur y de Abjasia, que ha condenado sin paliativos. Cabría reprochar esta omisión al Tribunal, que ha tratado de paliar en parte con su afirmación de que el Ministerio Fiscal de la Federación debería investigar la conducta de sus tropas durante el conflicto”, explica.

Sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo (Francia) / EUROPAPRESS
Sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo (Francia) / EUROPA PRESS

Yturriaga --que entre otros cometidos diplomáticos ha sido embajador en Irak, Rusia e Irlanda, presidente del Consejo Superior de Asuntos Exteriores y representante permanente ante la ONU en Viena-- considera que el Tribunal Europeo “ha consolidado su jurisprudencia con la reafirmación de la obligación del Estado que ejerza el control efectivo sobre un territorio ocupado de velar por el cumplimiento de las disposiciones del Convenio. Le hace responsable de las infracciones que cometieron no sólo sus fuerzas armadas, sino también de las cometidas por las Administraciones y las milicias locales que de él dependían”.

Por ello, advierte de que “si la Federación de Rusia aspira a formar parte de la Europa democrática y a ser reconocido como un pleno Estado de Derecho, deberá cumplir las disposiciones del Convenio y de sus Protocolos, y aplicar las sentencias del TEDH”.