Menú Buscar
Captura de pantalla del los estudiantes concentrados en la UAB como consecuencia de la sentencia del 'procés' / TWITTER

La UAB convocará un claustro extraordinario para abordar la sentencia del 'procés'

La universidad asegura que mantener la actividad ordinaria del centro educativo es "compatible" con la participación de las movilizaciones y garantía del derecho a la educación

14.10.2019 17:22 h.
2 min

El equipo de gobierno de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha decidido convocar un claustro extraordinario para tratar de manera monográfica la situación derivada de la resolución judicial  del Tribunal Supremo en el juicio del 1-O, que ha condenado por sedición a nueve de los líderes del procés

La UAB ha emitido un comunicado donde ha informado de la decisión, aunque todavía no ha concretado cuándo se celebrará, aunque será "en los próximos días" y lo hará con los representantes de los colectivos de la universidad. Ha asegurado que el campus se mantiene la actividad ordinaria, siendo "compatible" con la participación de las movilizaciones y la garantía del derecho a la educación y en la actividad profesional.

"Institución pública y plural"

También ha remarcado que en la universidad, "como institución pública y plural", todas las personas y entidades deben poder expresar su opinión de manera libre y pacífica, y que además respeten todas las sensibilidades y posicionamientos.

La UAB ha recordado que ha firmado un texto conjunto con los rectores y rectoras de las universidades públicas catalanas para manifestar su "indignación" por la situación que vive Cataluña y las circunstancias personales afectadas por la sentencia.

Antecedentes

La UAB ha sido escenario de distintos altercados de tipo independentista. La universidad tuvo que acatar resoluciones de la Junta Electoral de Zona (JEZ), que la obligaba a quitar toda la simbología independentista de los edificios públicos en periodo electoral. 

De la misma manera, el centro universitario fue escenario de un duro escrache independentista contra un acto constitucionalista organizado por la entidad juvenil S'ha acabat. En aquella ocasión, se intentó impedir que los ponentes y asistentes accedieran al recinto como investigados