Menú Buscar
Una captura de pantalla del programa de TV3 'Està passant'

TV3 vuelve a tirar de tópicos: considera a Arrimadas una vaga por ser andaluza

En la parodia, el periodista Toni Soler, que encarna el papel de Quim Torra, afirma: “Qué extraño que estés trabajando a estas horas siendo andaluza"

23.06.2018 16:42 h.
5 min

Està passant, el programa de TV3 de "actualidad informativa en clave de humor" –así lo definen en su página web– ha recibido duras críticas esta semana en internet tras realizar una polémica imitación de Inés Arrimadas en el programa.  

La escena, en la que parodian una llamada telefónica entre el presidente de la Generalitat y la líder de la oposición, el periodista Toni Soler, que encarna el papel de Quim Torra, afirma: “Qué extraño que estés trabajando a estas horas siendo andaluza". Tras la frase del presentador –conocido por su activa militancia independentista–, el público aplaudió vehementemente el insulto. 

El etnicismo catalán

El comentario podría pasar por alto si no fuera más que una simple broma, pero ha generado un auténtico enfado entre cientos de españoles y catalanes, debido a las reiteradas muestras de menosprecio del nacionalismo catalán conservador hacia los andaluces.

Cabe recordar que el desprecio a los andaluces por parte del nacionalismo catalán ha sido constante a lo largo de la historia, y que precisamente el ahora presidente de la Generalitat tiene la incómoda losa de ser considerado un etnicista, xenófobo y racista por sus opiniones sobre los españoles expresadas tanto en artículos de prensa como en diversos tuits. 

Antecedentes xenófobos

Más allá del racismo de Quim Torra, otro líderes nacionalistas han realizado declaraciones institucionales o ante la prensa que alimentaban el tópico de asociar a los andaluces con la vagancia. 

En 2010, el líder de Unió Democràtica, Duran i Lleida, afirmaba que "en otros sitios de España, con nuestra contribución, reciben un PER para que pasen el resto de la jornada en el bar de su pueblo", en referencia a los jornaleros extremeños y andaluces. Por su parte, Artur Mas también cayó en el menosprecio cultural hacia los andaluces, tras asegurar en sede parlamentaria que "los niños de Sevilla, Málaga y Coruña hablan el castellano, pero a veces a algunos no se les entiende". 

El racismo de Jordi Pujol

Pero quien hizo la descripción más despectiva y xenófoba sobre los andaluces fue el padre de la antigua CiU, Jordi Pujol, que describía al "hombre andalúz" en 1958 de la siguiente manera:

"El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. (...) Es un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de comunidad. A menudo da pruebas de una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menor valor social y espiritual de España".

Y proseguía con la amenaza que suponía para Cataluña: "Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. Introduciría en ella su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir su falta de mentalidad".