Menú Buscar
Jordi Turull en el Parlament / CG

Turull sale de la cárcel para trabajar en un bufete de abogados

El exconsejero de Presidencia del Govern es el último de los líderes del referéndum ilegal del 1-O en disfrutar de un permiso penitenciario

4 min

El exconsejero de Presidencia Jordi Turull ha salido poco antes de las 8.15 de la mañana de este martes de la cárcel de Lledoners, en aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario. Se trata del último de los políticos presos condenados por el procés y el referéndum ilegal del 1-O en disfrutar de este régimen de semilibertad que la Fiscalía enmarca en un "plan" del Govern para favorecer a los líderes independentistas.

Turull de permiso penitenciario/ EUROPA PRESS

A su salida le esperaban su mujer y su hija, que le han acompañado en un vehículo hasta su nuevo puesto de trabajo, un bufete de abogados de Terrassa, municipio en el que también trabaja desde el lunes otro preso, Josep Rull. Turull es licenciado en Derecho por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), y realizará tareas de abogado especialista en derecho público en el despacho Badia de la ciudad del Vallès Occidental. 

Todos libres

Con la salida de la prisión del que fuera portavoz del Govern en la etapa de Puigdemont, este martes es el primer día que todos los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo por el entramado del 1-O están en libertad. La junta de tratamiento de Lledoners autorizó el pasado 5 de marzo que el político pueda abandonar la cárcel cinco días a la semana, durante 12 horas, en aplicación efectiva del artículo 100.2, lo que completaba los permisos a los nueve políticos y líderes secesionistas encarcelados.

Pese a gozar de una medida excepcional a la que solo acceden el 5% de los presos catalanes, según el propio Govern, el exconsejero se ha quejado en redes sociales de que su salida "no es ni mucho menos la libertad" y ha insistido en que su "compromiso político sigue intacto".

Fiscalía

Por el momento, la Fiscalía ha recurrido la aplicación de esta flexibilidad en el régimen penitenciario del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart --que ya ha sido avalado por la juez--, y también en el caso del exlíder de la ANC Jordi Sànchez y de los exconsellers Joaquim Forn y Dolors Bassa.

El ministerio público ha expresado en los diferentes informes y recursos presentados que se está ofreciendo a los líderes independentistas un trato "excepcional". Observa que los permisos otorgados responden a "la pertinaz voluntad de ir dejando poco a poco, pero sin pausa, sin contenido la sentencia de 14 de octubre de 2019", con el objetivo de garantizar de “forma generalizada un régimen de semilibertad” a los líderes del procés. Incide en que existe una "voluntad administrativa de vaciar de contenido la resolución judicial" del Tribunal Supremo en el juicio del 1-O.