Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El conseller de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, junto al secretario general de Presidencia, Joaquim Nin, preside los actos conmemorativos de la Diada en Madrid

Turull: "No contemplamos ni la renuncia, ni la resignación, ni la rendición"

El consejero de Presidencia de la Generalitat explica en Madrid la “determinación” del Govern de celebrar el referéndum ilegal del próximo 1 de octubre

4 min

El consejero de Presidencia de la Generalitat y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha asegurado este miércoles que no piensan renunciar al referéndum ilegal anunciado para el próximo 1 de octubre. “Ofrecemos diálogo hasta el último minuto. Pero no contemplamos ni la renuncia, ni la resignación ni la rendición”, ha asegurado durante su discurso de la celebración de la Diada en la Delegación de la Generalitat en Madrid.

Turull ha expresado ante los asistentes al evento la “determinación” del Govern que él representa de cumplir con “el momento extraordinario” que se vive en Cataluña “tanto a nivel político como de ciudadanía”.

Turull3

El acto ha tenido un marcado acento reivindicativo, pero el consejero de Presidencia ha sido el único a interpelar directamente al Gobierno desde la llamada embajada catalana. “Hemos ofrecido política y hemos recibido querellas”, ha dicho. Y ha tiladado de “despropósito absoluto” la citación a declarar de los alcaldes que han decidido ceder los colegios electorales para celebrar el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el TC.

La Diada en el centro del poder

La Diada organizada por la Delegación de la Generalitat en Madrid se ha celebrado en plena vorágine política. Y en pleno centro del poder político, a escasos metros del Congreso de los Diputados, el Banco de España y el ayuntamiento de la capital. En los jardines de la sede catalana ha habido una amplia representación del mundo político y mediático catalán afincado en la capital.

El delegado de la Generalitat en la ciudad, Ferran Mascarell, ha introducido el acto asegurando que no iban a renunciar la fiesta nacional de Cataluña, pese a la tensión en aumento entre la Generalitat y el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Es reciente en el recuerdo la incursión de un grupo de fascistas en la sede madrileña durante la celebración de la Diada de 2013, al inicio del pulso separatista. Este año, con mayores dosis de crispación política, la seguridad a la entrada de la sede catalana se ha reforzado.

turull2

Durante la presentación, el delegado catalán ha mostrado su afecto por la que ha calificado “como una gran ciudad” y ha hecho la distinción entre la ciudad y su gente y el Madrid “como centro del poder” y, a veces, "un nudo ciego" que no ve otras realidades, como la catalana. En este sentido ha instado a poner el acento "en los lugares comunes" y a poner “lo mejor de nosotros” para “resolver el pleito político desde un punto de vista democrático”.

El acto ha concluido con Els Segadors.