Menú Buscar
Jordi William Carnes, exdirector general de Turisme de Barcelona / CG

La CUP ve un "combo de mala gestión" en Turisme de Barcelona

Los radicales piden la "disolución" del consorcio o cambios profundos un día después de la dimisión del director general, Jordi William Carnes

3 min

La CUP ha valorado hoy martes, 6 de febrero, que ve un "combo de mala gestión" en Turisme de Barcelona. Los radicales han pedido la "disolución" del consorcio público-privado de promoción turística de la ciudad un día después de que trascendiera la dimisión de Jordi William Carnes, su director general.

Los anticapitalistas han exigido al gobierno municipal que comanda Ada Colau en Barcelona que liquide el ente, que ven "contrario a los intereses colectivos de los vecinos y plegado a las demandas de la patronal".

Si el Ejecutivo local mantiene el organismo, la edil de los independentistas en el consistorio, Eulàlia Reguant, ha exigido al equipo de Colau que "aproveche" la oportunidad para dar la vuelta al consorcio de promoción.

"Un informe del que nadie se enteró"

Reguant ha recordado que la auditoría municipal que detectó presuntas facturas sin justificar con la tarjeta corporativa de Turisme de Barcelona, "se encargó sin avisar a nadie y sin informar al resto de grupos municipales".

"Hasta ahora --ha continuado la también exdiputada en el Parlament-- el gobierno local ha hecho muy poco para cambiar el curso de un organismo que responde a unos intereses muy concretos".

Dimisión

La valoración de los radicales llega un día después de que El Periódico avanzara la dimisión de Jordi William Carnes, el director de Turisme de Barcelona hasta ayer. El adiós del directivo se justificó, según el Ayuntamiento, por la presentación de un informe del Interventor General que revela facturas de la tarjeta Visa del ente "sin autorizar".

No obstante, fuentes cercanas al organismo subrayaron a este medio que la auditoría está incompleta. Turisme no envió toda la documentación al ser requerida por la intervención municipal. Apuntan además a las luchas internas entre BComú y ICV para explicar el caso. Según estas voces, los primeros, más contrarios a la relación con el empresariado local, habrían filtrado la evaluación a espaldas del edil de Turismo, Agustí Colom (ICV).