Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La plaza de las Glòries, vista desde arriba / AJBCN

El túnel de Glòries, retrasado ahora hasta noviembre

El ayuntamiento demora de nuevo el final de obras de la vía subterránea; cuando se termine, entrarán las máquinas para unir los tranvías por la Diagonal

4 min

Otra demora. El túnel de la plaza de las Glòries, retrasado de nuevo, ahora hasta final de año. El Ayuntamiento de Barcelona ha confirmado los peores temores, avanzados por Metrópoli Abierta en 2019, y ha dado una nueva fecha de finalización de la vía subterránea del nodo viario donde confluyen la avenida Diagonal y la Gran vía. No estará listo, en sus dos sentidos, al menos hasta noviembre. 

Lo ha explicado hoy jueves, 14 de enero, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, quien ha dado cuenta de la aprobación en comisión de gobierno de un Plan de Mejora Urbana (PMU) para ordenar la zona de Glòries que toca al distrito del Eixample. Lo más destacado de este planeamiento urbanístico es el recorte de edificabilidad. El ayuntamiento autorizará tres edificios con 562 viviendas, de las cuales 197 serán de alquiler asequible. La altura se rebaja a solo 11 plantas, cuando en el pasado se llegó a hablar de 20. 

El túnel, retrasado otra vez

La pieza de planeamiento prevé reservas para equipamientos existentes, como dos escuelas y una guardería. Uno de los centros educativos, el Gaia, pasará de operar en barracones a disfrutar de un edificio de nuevo cuño en la plaza del Paraigües. En total, el ayuntamiento intervendrá sobre 50.000 metros cuadrados, de los cuales 45.000 serán vivienda. Hasta 5.000 más estarán destinados a usos comerciales (concentrados en las plantas bajas y primeras) y otras dos hectáreas servirán para ampliar la Canòpia Urbana, el parque verde que ya funciona en la plaza de las Glòries. 

Imagen aérea de la nueva zona verde de la plaza de les Glòries, en Barcelona / AjBCN
Vista aérea de la nueva zona verde de la plaza de les Glòries, en Barcelona / AjBCN

Los vecinos que deseen disfrutar de este espacio de ocio, no obstante, no lo podrán hacer con tranquilidad. Las obras del túnel de Glòries, cuyo estreno se anunció para el primer trimestre de 2021, se retrasan hasta final de año. Sin solución de continuidad, la superficie de esta plaza quedará de nuevo invadida por máquinas: serán las que ejecutarán la conexión de los tranvías por la Diagonal, que el gobierno municipal quiere acabar antes de final de mandato en 2023. 

De 2015 a 2021 (como mínimo)

Los trabajos en superficie pondrán a prueba la paciencia de unos vecinos que llevan años soportando el ruido, el polvo y el movimiento de máquinas. Las obras de Glòries se remontan al mandato de Xavier Trias (CiU), que ideó un proyecto para soterrar el tráfico en sentido Llobregat y en sentido Besòs. Las obras, que pilotó una UTE, dispararon su presupuesto y acumularon un gran retraso desde el principio.

Cuando Ada Colau llegó a la alcaldía de Barcelona, en 2015, liquidó desde Bimsa el contrato con la unión temporal de empresas que formaban Rogasa, Copisa, Benito Arnó y Comsa y licitó otro paquete de trabajos en diversos lotes. Costó otros 68,8 millones de euros más IVA. Esta cifra se suma a los sobrecostes ejecutados por las empresas que inicialmente asumieron el proyecto, y que alcanzaron los tres millones de euros, tal y como informó Metrópoli Abierta