Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un perro en una perrera / EUROPA PRESS

El TSJC reclama más documentación al Govern sobre la perrera de Montcada

El alto tribunal admitió a trámite un recurso de los ecologistas, que rechazan los terrenos elegidos para el nuevo centro de acogida animales, situados en un parque natural

3 min

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha reclamado documentación a la Generalitat sobre el traslado de la perrera de Barcelona a unos terrenos situados en Montcada i Reixach. Estas nuevas instalaciones pretenden solucionar la falta de espacio existente en el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) emplazado ahora en la carretera de La Rabassada. Pero la Lliga per a la Defensa del Patrimoni Natural (Depana) rechaza el lugar elegido por tratatarse de un parque natural.

Según explican fuentes judiciales, el expediente administrativo que ha enviado la Generalitat está incompleto. Así lo ha hecho notar Depana, que ha pedido que se aporten a la causa. El TSJC ha cursado la petición, que suspende el plazo para que los recurrentes puedan presentar la demanda completa.

Admisión a trámite del recurso

A finales de 2020, el alto tribunal admitió a trámite el recurso de los ecologistas contra el Plan Especial Urbanístico del CAACB, aprobado por la Consejería de Territorio el 3 de julio de ese año.

Los ecologistas advierten de que la finca elegida para trasladar la perrera, conocida como Torre Doña Juana, forma del Parque Natural de la Sierra de Collserola. Los recurrentes creen que hay otros lugar alternativos para emplazar esas nuevas instalaciones, con las que se pretende solucionar un problema de espacio que se arrastra desde hace años, como por ejemplo el aparcamiento del antiguo parte de atracciones de Montjuïc.

Aviso del Consorcio de Collserola

La ubicación aprobada por el Govern ocupa una superficie de 60.390 metros cuadrados situados entre el cementerio de Collserola y la carretera C-58. Tras un primer informe del Ayuntamiento de Barcelona favorable al proyecto, el Consorcio del Parque Natural de Collserola advirtió en mayor de 2019 la pérdida de hábitats de interés comunitario y de la conectividad ecológica, así como la necesidad de establecer medidas compensatorias al respecto.

El consistorio aceptó esa petición, pero el departamento de Territorio no vio necesario hacer una evaluación de impacto ambiental al considerar que éste no era relevante.