Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, que está siendo investigada por un delito de malversación por el TSJC / EUROPA PRESS

El TSJC prorroga la investigación contra Laura Borràs por malversación

El magistrado ha decidido alargar seis meses la instrucción para determinar si la presidenta del Parlament troceó contratos para beneficiar a un amigo mientras presidía la ILC

3 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado que prorrogará seis meses la investigación contra Laura Borràs, presidenta del Parlament, por los presuntos delitos de malversación, prevaricación, falsedad documental y fraude a la Administración cuando presidía la Institución de les Lletres Catalanes (ILC).

Jordi Seguí, el instructor de la causa, ha decidido prorrogar la investigación otros seis meses para aclarar si Borràs llevó a cabo un presunto fraccionamiento de contratos en la ILC, según ha podido conocer La Vanguardia. El plazo para culminar la instrucción estaba fijado el 29 de enero pero, tal y como establece la ley, el magistrado puede solicitar una o varias prórrogas si lo considera necesario para culminar la investigación. Y así lo ha hecho.

Tres juzgados

El caso ha pasado ya por tres juzgados distintos. La investigación la inició el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, que lo derivó al Supremo. Pero, desde mayo de 2021, el TSJC es quien investiga la causa contra Borràs, después de que el Supremo se inhibiera cuando Borràs dejó de ser diputada al Congreso por Junts y obtuvo un escaño en el Parlament.

Junto a Borràs se investiga a Isaías Herrero, quien habría salido beneficiado de los presuntos contratos troceados por Borràs. Herrero presentó un recurso ante el TSJC oponiéndose a la prórroga de la investigación, que ha sido rechazado por el magistrado.

Hasta 18 contratos

La instructora que comenzó la investigación de este caso y que lo derivó al Supremo expresó que Borràs “abusó de su cargo” como presidenta de la ILC para beneficiar a su amigo Isaías Herrero con quien “actuó de común acuerdo para defraudar a la institución". Mientras estaba en el cargo, Borràs habría adudicado, entre 2013 y 2017, hasta 18 contratos a Herrero por un importe de 259.863 euros, señala La Vanguardia.

La ahora presidenta del Parlament habría fraccionado este importe para no rebasar el importe de 18.000 euros por factura, de modo que podía eludir la convocatoria de un concurso público.