Menú Buscar
Radicales frente la Ciudad de la Justicia / FOTOMONTAJE DE CG

TSJC y Ciudad de la Justicia, objetivos de los antisistema

La inteligencia policial sospecha que los radicales pueden crear una cadena humana alrededor de los edificios judiciales con el objetivo de paralizarlos

09.10.2017 00:00 h.
3 min

Los servicios de información de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía trabajan la hipótesis de que grupos antisistema y del movimiento okupa urden una trama para desplegar a centenares de personas alrededor de las instalaciones de la Ciudad de la Justicia y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) horas antes del pleno del Parlament del próximo martes.

Los grupos son próximos a la CUP y al independentismo radical, y pretenden, según los indicios de la policía, paralizar las instituciones antes de una posible declaración unilateral de independencia (DUI) por parte del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

Bloquear la justicia  

El objetivo, según las sospechas policiales, sería bloquear las entradas y salidas de estos órganos judiciales para impedir, o al menos dificultar, las eventuales resoluciones judiciales que, sobre lo que se diga en el pleno, pudieran producirse.

La sombra de la detención de Puigdemont, Carme Forcadell y otros altos cargos del Govern y del Parlament en caso de que se declare la DUI sobrevuela Cataluña. Esas ordenes deberán ser firmadas por los jueces y comunicadas por el conducto oficial a la policía judicial y a la fiscalía.

Interrumpir

La paralización de las oficinas judiciales limitaría, aunque fuese de forma transitoria, la disposición y ejecución de esas órdenes que, por lo que atañe a aforados, deberían partir de manos de la magistrada de la sala civil y penal del TSJC, Mercedes Armas, la misma que ordenó la retirada de urnas y que prohibió el referéndum.

“Esos colectivos radicales, los más beligerantes con el ordenamiento jurídico, saben que el único ámbito que no controlan es la administración de justicia (jueces, tribunales y fiscalía). Ese colectivo es el que por ahora mantiene unida la ley a los ciudadanos de Cataluña. El próximo objetivo de esos grupos va a afectar a hombres y mujeres con toga. Y esto es algo más que una suposición técnica policial”, ha dicho a Crónica Global un comisario de policía estrechamente vinculado con el gabinete de coordinación que dirige el coronel Diego Pérez de los Cobos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información