Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Hillary Clinton y Donald Trump, que no se habían saludado al inicio del debate, chocaron sus manos al acabar / EFE

Trump sale vivo de su segundo debate con Hillary Clinton

El candidato republicano profundiza su perfil de ultraconservador, machista y 'antisistema' con acusaciones a su rival de haber protegido delitos sexuales de su marido

6 min

Los candidatos demócrata y republicano a la Casa Blanca, Hillary Clinton y Donald Trump, respectivamente, han protagonizado en la madrugada de este lunes un tenso debate centrado en el polémico vídeo del magnate haciendo comentarios despectivos sobre las mujeres y en las críticas de este último al expresidente Bill Clinton por sus escándalos.

Contra lo que hubiera podido esperarse, Trump ha aguantado el tipo pese a llegar al encuentro en el peor momento de su candidatura.

Su perfil 'antisistema'

El republicano enrocado en su papel embrutecido, al margen del aparato de su partido, y asumiendo toda la basura que arrastra en la campaña ha asumido claramente su perfil de machista. Se dedicó a enchufar el ventilador para tratar de demostrar que él es normal, como el resto de los hombres. Y que también está enfadado con el sistema, como tantos norteamericanos.

El debate arrancó con los candidatos negándose el saludo, tras lo que Trump, que ha acusado a Clinton de "tener un tremendo odio en su corazón", cargó contra el exsecretaria de Estado por no apoyar a mujeres que acusaron a su esposo de abusos sexuales.

El propio Trump celebró horas antes del debate una rueda de prensa con varias mujeres que acusaron al exmandatario de abusar de ellas, en un intento por rechazar las críticas contra él por el citado vídeo, grabado en 2005.

"Bill Clinton abusó de mujeres. Hillary Clinton atacó a esas mismas mujeres", ha dicho, recalcando que las acusaciones contra el exmandatario son "mucho peores" que sus palabras en el vídeo, en el que defendió que podía besar y tocar a mujeres porque "es una estrella".

Comentarios de vestuario

El magnate pidió disculpas por los comentarios, quitándoles importancia y refiriéndose a ellos como "comentarios de vestuario", llegando a achacar a Clinton de usarlos como crítica dado el comportamiento de su esposo.

"Trae a la palestra palabras que dije hace 11 años. Creo que es una lástima, y debería avergonzarse, para ser sincero", ha valorado Trump, según ha informado el diario estadounidense The New York Times.

Por su parte, Clinton, que no contestó a las acusaciones de Trump contra su esposo, sí dijo que "mucho de lo que ha dicho (el candidato republicano) es mentira", criticando a su rival por no mostrar remordimientos por sus declaraciones.

"Nunca pide perdón a nadie por nada", apuntó, pasando a enumerar algunas de las múltiples polémicas en las que se ha visto envuelto Trump desde que anunció su candidatura a la Presidencia estadounidense.

"Sí, así es como es Donald Trump", dijo, en relación con los citados comentarios del magnate en el vídeo. "La cuestión que debe responder nuestro país es que así no es como somos nosotros", ha recalcado.

Contra todos y víctima del sistema

En caso de ganar las elecciones, Trump nombraría un fiscal especial para investigar a Clinton por su uso del correo privado como secretaria de Estado, agregando que su rival "debería estar encarcelada".

"Si gano, voy a pedir a mi fiscal general que nombre un fiscal especial para investigar su situación", ha dicho a Clinton. "Nunca ha habido tantas mentiras, tantos engaños. Nunca ha pasado nada así", ha resaltado.

Trump, que trató de centrar el debate en el uso de Clinton de su correo electrónico, se quejó de los moderadores, dos periodistas de las cadenas CNN y ABC, por no hacer más hincapié en este tema.

"¿Por qué no sacáis el tema de los correos electrónicos?", les preguntó, antes de acusarles de conspirar contra él. "Qué bonito, tres contra uno".

Sin el aparato republicano

La exsecretaria de Estado se refirió a las críticas contra Trump por parte de algunos pesos pesados del partido, que le han reclamado que retire su candidatura tras salir a la luz el citado vídeo.

En otro orden de cosas, Clinton acusó a Rusia de las "atrocidades" en Siria, cargando contra Trump por sus declaraciones positivas sobre el mandatario del país euroasiático, Vladimir Putin.

"No sé nada de Rusia", contestó Trump, momentos antes de detener sus palabras y agregar: "Sé sobre Rusia", poniendo en duda además que Moscú esté detrás de los ataques informáticos contra los servidores de correo del Comité Nacional Demócrata.

Asimismo, Trump ha reconocido no estar de acuerdo con su candidato a la vicepresidencia Mike Pence respecto a Rusia: "No hemos hablado, pero estoy en desacuerdo".

El propio Pence dijo el sábado que "no aprueba los comentarios" realizados por Trump en el citado vídeo, agregando que "no puede defenderlos". Sin embargo, su candidatura continúa unida a la del magnate.

A pesar del intenso cruce de acusaciones entre ambos y del hecho de que no se estrecharan la mano al inicio del debate, Clinton y Trump sí las chocaron al cerrar el mismo.

Destacadas en Política