Menú Buscar
Federico Trillo en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Federico Trillo ningunea el informe del Consejo de Estado sobre el Yak-42

El exministro de Defensa dice que solo se trata de una opinión y que los electores le hicieron diputado tres veces tras el accidente

3 min

El exministro de Defensa Federico Trillo ha explicado este jueves que hace tiempo que pidió al Gobierno dejar de ser embajador en Reino Unido y considera que su responsabilidad política por el accidente del Yak 42 ya quedó depurada con las elecciones de 2004, 2008 y 2011 --a las que concurrió como cabeza de lista por la provincia de Alicante y salió elegido-- y con sus comparecencias en el Congreso de los Diputados.

"¿Dónde se pueden depurar más responsabilidades políticas?", se ha preguntado Trillo, en declaraciones a la COPE. "Además, la cadena de mando del Ejército fue depurada en 2004 y políticamente, ¿qué más se puede pedir?", ha añadido.

Funcionario del Consejo de Estado

El todavía embajador en Londres ha dicho que cuando se haga efectivo su relevo tiene "intención" de regresar a su plaza de letrado del Consejo de Estado, órgano al que ya se lo ha comunicado, por lo que ha asegurado que ni será titular en otra embajada ni continuará en la de Reino Unido por más tiempo.

El responsable de Defensa cuando ocurrió la tragedia del Yak-42, en la que murieron 62 militares españoles que regresaban de su misión en Afganistán, ha asegurado primero que no conoce al completo el dictamen del Consejo de Estado, pero después ha señalado que la conclusión de este informe no responsabiliza al Gobierno de los fallos que llevaron al accidente del avión, sino que sólo "justifica las indemnizaciones pagadas en su día por la Administración", razón por la cual, a su juicio, se utiliza el término responsabilidad administrativa.

En este sentido, ha destacado que el dictamen es sólo una "opinión" del Consejo de Estado que "no añade nada" a lo que se ha dicho ya en las resoluciones judiciales porque "ya están pagadas las indemnizaciones" a las familias de las víctimas.