Menú Buscar
Una imagen de archivo de Lula da Silva, expresidente de Brasil / EFE

El Tribunal Electoral veta la candidatura de Lula a la presidencia de Brasil

El expresidente brasileño y líder del Partido de los Trabajadores encarcelado lideraba las encuestas con un 40% de apoyos

01.09.2018 14:59 h.
3 min

La aspiración de volver a la presidencia de Brasil que acariciaba el expresidente brasileño Lula da Silva ha sido frustrada este sábado por el Tribunal Electoral del país, que ha vetado su candidatura por la situación jurídica del expresidente. Lula da Silva se encuentra en prisión desde abril cumpliendo una condena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y blanqueo de dinero.

El Tribunal Superior Electoral ha decidido por una mayoría de seis votos frente a uno que el expresidente no puede presentarse a las elecciones de octubre porque pesa sobre él una condena en segunda instancia. La justicia brasileña se ha amparado en la ley conocida como "Ficha Limpia", que fue sancionada por el propio Lula en 2010, cuando aún gobernaba.

Favorito en las encuestas

Así, la inhabilitación llega después de que el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) se posicionara como el máximo favorito para las próximas elecciones con un 40% de las intenciones de voto, según las últimas encuestas.

Los jueces han rechazado los argumentos de los abogados de Lula para que acataran la decisión del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que pidió que el expresidente conservara sus derechos políticos y pudiera concurrir a los comicios a pesar de estar en la cárcel. Aun así, sus abogados ya han declarado que recurrirán la decisión del tribunal ante el Supremo. Todo indica a que al ser excluido Lula, su candidato a la vicepresidencia, el exalcalde de la localidad de Sao Paulo Fernando Haddad, encabezará la candidatura presidencial del Partido de los Trabajadores (PT). 

El Supremo Tribunal Federal de Brasil evaluará en septiembre la apelación de Lula para ser liberado y poder sumarse a la campaña presidencial que ya está en marcha. Incluso si Lula es puesto en libertad mientras espera el resultado de las apelaciones a su condena, las leyes electorales brasileñas prohíben las candidaturas de aquellos cuyos veredictos de culpabilidad han sido ratificados en una primera apelación, como es el caso de Lula.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información