Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El conseller Ramon Tremosa, el presidente de FGC, Ricard Font, el director de Boí Taüll, Xavier González y el director de servicios territoriales de Empresa en Lleida, Ramon Alturo, en la visita de este lunes a la estación de esquí de Boí Taüll (Lleida) /

Tremosa ve “posible” combinar las restricciones con la actividad en las estaciones de esquí

El conseller de empresa asegura que las medidas Covid en las pistas “han venido para quedarse”

2 min

La apertura de las estaciones de esquí en Cataluña podrá combinarse con las nuevas restricciones que por la pandemia del Covid-19 pueda imponer el Govern. Así lo ha asegurado el conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Ramon Tremosa, en una visita a las pistas de Boí Taül, en Lleida.

Tremosa considera “posible” combinar el control estricto de las medidas sanitarias para frenar los contagios de coronavirus con el mantenimiento de la actividad en las estaciones de esquí. El conseller ha celebrado que a pesar de la pandemia y las restricciones se hayan “podido mantener abiertas las seis estaciones de esquí públicas de los Pirineos catalanes”.

Las medidas Covid "vienen para quedarse"

En la visita del conseller a la estación de esquí ilerdense, junto al presidente de FGC, Ricard Font, el director de la instalación, Xavier González, y el director de servicios territoriales de la consejería, Ramon Alturo, este lunes; Tremosa ha explicado que las medidas para frenar el Covid-19 “han venido para quedarse”. En este sentido, el representante del Govern ha destacado la digitalización que se ha llevado a cabo y que afecta desde los forfaits hasta el servicio de cafetería.

No es esta la primera vez que Tremosa hace un cántico al deporte pirenaico. A principios de enero, solicitó poder realizar desplazamientos intercomarcales de un día para ir a esquiar, mientras su propio Govern prorrogaba las restricciones que mantenían el confinamiento perimetral en las comarcas catalanas. No obstante, según datos de la Consejería de Empresa, la ocupación del final de la temporada en las estaciones ha sido bastante buena, con una ocupación del 50% en la provincia de Lleida y del 25% en Girona.