Menú Buscar
El eurodiputado de PDECat, la antigua Convergència, Ramon Tremosa / CG

Tremosa pierde su pulso secesionista con la Comisión Europea

El Defensor del Pueblo rechaza las acusaciones de “manipulación” del eurodiputado contra el órgano de gobierno de la UE en su posicionamiento sobre el 'procés'

4 min

Tras siete meses de tira y afloja entre la Comisión Europea (CE) y el eurodiputado Ramon Tremosa, el Defensor del Pueblo Europeo ha dictaminado que no hubo “manipulación” ni “mala administración” en las valoraciones del órgano de gobierno de la UE sobre el proceso independentista catalán.

El Ombudsman europeo da carpetazo a un rosario de quejas y denuncias de Tremosa, quien llegó a acusar a la CE de expresarse deliberadamente en contra de la secesión en plena campaña de las elecciones catalanas de 2015.

Todo comenzó el 21 de julio de 2015, cuando el eurodiputado del PP Santi Fisas planteó a la CE una pregunta parlamentaria sobre la independencia de Cataluña. Dos meses después, el 21 de septiembre, hubo respuesta en inglés: “No corresponde a la Comisión pronunciarse sobre cuestiones de organización interna relacionadas con las disposiciones constitucionales de un determinado Estado miembro".

La versión en español

Sin embargo, en la versión española de esa respuesta se incluyó un párrafo adicional con la siguiente frase: "La determinación del territorio de un Estado miembro sólo está establecida por el derecho constitucional nacional y no por una decisión de un parlamento regional contrario a la constitución de ese Estado”.

En cuanto se detectó esta discrepancia, la CE corrigió la versión española y anunció que se abriría una investigación, aunque un portavoz afirmó que “el error humano no es inaudito”.

Traducción del catalán al inglés

Para Tremosa, estas explicaciones eran insuficientes y, el 17 de marzo de 2016, se quejó a la Comisión en un escrito en catalán. El órgano europeo invitó al demandante a traducir su reclamación, cosa que el eurodiputado independentista hizo.

El 27 de abril de 2016, Tremosa envió una versión en inglés de su queja a la CE, que remitió su respuesta el 23 de diciembre. Tras pedir disculpas por el retraso "debido al tiempo necesario para obtener una traducción”, la CE explicó que había investigado el incidente y había llegado a la conclusión de que se había producido un error administrativo.

La Comisión rechazó, tal como sostenía el demandante, que se hubiera producido deliberadamente una manipulación o falsificación de la respuesta del presidente de la CE. Insatisfecho con esta respuesta, Tremosa recurrió al Defensor del Pueblo Europeo en un escrito en que cuestionaba la veracidad de las explicaciones de la CE, a la que exigió que pidiera disculpas por el impacto de la respuesta, pues se había publicado cinco días antes de las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015.

Alegaciones

En sus alegaciones, la Comisión negó que la respuesta en español fuera una versión deliberadamente "manipulada" de la respuesta inglesa. Declaró que había investigado el caso y que se había cometido un error de redacción, posteriormente corregido.

Finalmente, el Defensor del Pueblo dio la razón al órgano europeo y negó que la versión española de la respuesta fuera el resultado de una manipulación o falsificación deliberada por parte de un funcionario de la Comisión. El Defensor del Pueblo considera que “no existe fundamento alguno para considerar que la respuesta incorrecta se ha formulado de forma deliberada y, por tanto, considera que la Comisión no ha cometido una mala administración a este respecto".