Menú Buscar
Ramon Tremosa, eurodiputado convergente / EFE

Tremosa dice ahora que la Guerra Civil "fue y es una guerra contra Cataluña"

El eurodiputado independentista anima las redes sociales a escasas horas del 80 aniversario del golpe de Estado del 18J

3 min

El eurodiputado convergente Ramon Tremosa ha animado las redes sociales a escasas horas del 80 aniversario del golpe de Estado en España y la derivación en conflicto bélico. El político dice ahora, parafraseando al periodista Francesc Canosa, que la Guerra Civil "fue y es una guerra contra Cataluña". Todas las reacciones de los usuarios de Twitter echan por tierra esta teoría.

Los hechos comenzaron con el artículo de opinión de Canosa en Ara titulado Quanta, quanta Guerra... En él, expone el litigio entre Aragón y Cataluña por las 97 obras del monasterio de Sijena (Huesca), expuestas en el MNAC de Barcelona tras ser arrancadas y con el objetivo de salvarlas de los incendios de la Guerra Civil, según Canosa. El articulista concluye que el conflicto fratricida español "fue, y es todavía una guerra contra Cataluña".

Sin apoyos en forma de comentario

Esta es la cita que ha tomado Tremosa para su línea cronológica de Twitter, junto a una felicitación a Canosa. La aportación ha tenido cerca de 300 comparticiones y 150 corazones de agrado. En cuanto a los comentarios recibidos, ninguno apoya esta teoría. Uno de los usuarios intenta asimilar que "solo hubo conflicto bélico en Cataluña; el resto de España, en paz". Otro habla de "ridículo, vergonzoso, patético, falsedad infinita". Un tercero aplaude "la ignorancia cercana a la bufonada" del nacionalismo catalán. Los artículos de información, opiniones, documentales y tertulias que aparecerán en las próximas horas ayudarán al lector a contrastar la afirmación de político.

Tremosa, por otro lado, siempre ha defendido la descentralización de los puertos de los Estados miembro, pero no lo ha conseguido. En este sentido ataca al Gobierno de España (PSOE y PP) de maniobrar para mantener un sistema de gestión portuaria anacrónico, ochocentista y que resta competitividad a los puertos de Barcelona y Valencia, en palabras a El Temps. "La cosa es tan grave que se puede afirmar que con Franco había más autonomía portuaria", concluye.