Menú Buscar
El comisario Ferran López, responsable de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial de los Mossos d'Esquadra en una imágen de archivo / MOSSOS

Trapero manda a la reunión policial al 'número tres' de los Mossos

El mayor de la policía autonómica toma distancia con el mando único policial que dirigirá la Guardia Civil

4 min

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, finalmente ha declinado ir a la primera reunión conjunta de los tres cuerpos policiales (Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil) relacionada con el referéndum del 1 de octubre. En su lugar, ha acudido al encuentro en la Delegación del Gobierno en Cataluña el número tres del cuerpo, Ferran López.

La presencia de Trapero en este primer encuentro de los cuerpos policiales bajo el mandato de Interior era una incógnita que ha quedado desvelada poco antes de las seis de la tarde. Ha sido entonces cuando López ha acudido a la llamada del coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, como representante de la policía autonómica. De este modo, el mayor de los Mossos marca distancias con este mando policial único que dirigirá la Benemérita con motivo de la coordinación de la seguridad del 1-O.

López es el jefe de la comisaría superior de coordinación territorial, uno de los principales cargos de la policía catalana por debajo del mayor.

Llegada de Ferran López, 'número tres' de los Mossos, a la reunió del mando único policial / CG

Disconformidad

La reunión llega a seis días de la fecha fijada para el referéndum y solo dos después de la decisión de centralizar el mando policial —que adelantó Crónica Global—, pese al rechazo de la Generalitat. Trapero asume que los Mossos han de cumplir, a pesar de que no comparte la decisión del fiscal. Por ello, su ausencia no es un acto de desobediencia, ya que López ocupa su lugar, pero sí de arrogancia con esta decisión de trabajar a las órdenes del Gobierno central.

Como muestra del posicionamiento de Trapero, solo hay que recuperar los hechos ocurridos en los últimos días. El mayor ridiculizó al conseller de Interior, Joaquim Forn, quien se negó a que los Mossos pasaran a las órdenes del ministerio. Trapero no sólo dejó solo a Forn en su comparecencia, sino que después remitió una nota a todas las unidades en las que les recordaba —a pesar de su disconformidad— que tienen que acatar las órdenes de jueces y fiscales.

Puntuales

Los dirigentes del ministerio consideran que Trapero es la persona que debía acudir al encuentro, si bien desde Mossos avisaron de que sería otro mando policial el enviado. En este caso, un coronel. Todo ello, una escenificación de la disconformidad con la formalización del mando único. No obstante, está previsto que el mayor acuda este martes a una reunión en la Fiscalía del Tribunal Superior y entre un informe de la Generalitat como respuesta a la centralización policial para el 1-O.

Por otro lado, sí han asistido al encuentro del lunes el responsable de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo; el jefe de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote, y el jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Evelio Vázquez. A las 17.55 habían entrado en las instalaciones todos los participantes de la reunión. López ha sido el primero en salir, a las siete de la tarde.