Menú Buscar
Josep Lluís Trapero, el exmayor de los Mossos d'Esquadra / EFE

Trapero, en un minidespacho, aún espera destino

El exmayor de los Mossos ocupa su horario laboral en revisar los planes de actuación iniciados durante su jefatura y en preparar su defensa

3 min

El exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ocupa en la actualidad un minúsculo despacho situado en la cuarta planta de la comisaria central de Les Corts en Barcelona, donde ha sido destinado por el Ministerio de Interior tras ser apartado de la jefatura del cuerpo. Es el mismo que ya utilizaba ocasionalmente cuando ere el jefe de la policía.

A Trapero se le informó de su relevo, pero a día de hoy nadie le ha dicho cuáles han de ser sus cometidos, al menos mientras dure la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Despliegue territorial

Fuentes de la Dirección General de la Policía han confirmado a este medio que, a la espera de esas órdenes, Trapero dedica su jornada laboral a repasar los planes de despliegue territorial, operativos diseñados mientras él era el máximo responsable de la policía catalana.

En este sentido, el nuevo jefe de la policía, Ferran López, recurre a él a menudo para conocer el estado de algunos proyectos policiales (redistribuciones de plantilla, destinos y atribuciones de la nueva promoción de mandos superiores o intermedios, etc) cuyo detalle obra en poder del exmayor en tanto que Trapero era el artífice y director de dichos planes.

Cambio de abogado

Fuentes de la comisaría de Les Corts han señalado a Crónica Global que Josep Lluís Trapero despacha diariamente con decenas de agentes y mandos que se entrevistan con él por motivos profesionales o personales sin que ninguna de las fuentes consultadas haya querido aportar más detalles de estas citas.

Las mismas fuentes han señalado que el exmayor aprovecha sus horas en el despacho para repasar los documentos relativos a su defensa procesal, una tarea que dirige la letrada Olga Tubau, contratada de forma habitual por los Mossos para defender los intereses del cuerpo en la jurisdicción penal.

Continúa en riesgo

Trapero mantiene la escolta policial que le fue atribuida por su condición de Mayor porque los informes de evaluación de riesgos continúan situándolo en la cota más alta de peligro. 

Un riesgo que, sin embargo, en lo que respecta al exconseller Jordi Jané, debe de haber desaparecido porque éste (que continua en nómina de la Generalitat como ya ha explicado este medio) ya no lleva escolta.

Los que trabajan junto a Trapero hablan de que a menudo se le ve cariacontecido, serio y con aspecto demacrado. Después de muchos años alejado del hábito del tabaco, ha vuelto fumar.