Menú Buscar
Roger Torrent, en Madrid

Torrent pide en Madrid una ley a la canadiense y rechaza repetir la vía unilateral

El presidente del Parlament quiere una negociación con el PSOE para acordar una votación legal y consensuada sobre el futuro político de Cataluña

04.07.2019 12:12 h.
4 min

El giro hacia la moderación de ERC va tomando forma. El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha desembarcado este jueves en Madrid y se ha desmarcado de la vía unilateral, incluso si la sentencia a los políticos procesos en el Tribunal Supremo es dura.

El dirigente independentista ha reclamado una negociación con el Gobierno para acordar las condiciones para un futuro referéndum sobre el estatus jurídico de Cataluña, y ha rechazado otra declaración unilateral de independencia (DUI) si hay condenas a los políticos catalanes juzgados por el procés: "No me parece nada oportuna".

Investidura de Sánchez

En un desayuno de Nueva Economía Fórum en Madrid, Torrent ha insistido en el mensaje que mantiene su partido ante la investidura de Sánchez, en la que ERC no va poner "líneas rojas" pero tampoco va a dar "cheques en blanco", y ha pedido negociación. Según ha dicho, su formación política no está para "bloquear nada ni a nadie", pero se pregunta qué PSOE y qué presidente Sánchez se va a encontrar, "el del diálogo o el del 155", ha añadido.

El presidente del Parlament ha dicho que su presencia este jueves en Madrid para dar una conferencia es "una anomalía" porque él plantea propuestas "y el presidente Sánchez sigue ausente en Cataluña". "No ha hecho absolutamente nada para resolver el conflicto", ha añadido.

"Hoy no sabemos si tiene una propuesta, quizá la tiene y no la presenta porque teme a la opinión de la ciudadanía. Y si no tiene ninguna, el problema aun sería mayor, un país no se puede gobernar sin proyecto", ha agregado.

"Un pacto de claridad"

Torrent ha insistido a lo largo de su conferencia que la única solución para la región es un referéndum en el que los ciudadanos de esa comunidad decidan el estatus jurídico, para lo que ha reivindicado pactar las condiciones para que se celebre, lo que ha llamado "un pacto de claridad". "No provocaría cambios inmediatos, arrojaría luz al conflicto y ofrecería un horizonte de esperanza para las partes", ha agregado.

Ese pacto, ha añadido, debe alcanzarse entre quien tenga mayorías parlamentarias para poder tomar decisiones como un cambio legal que permita ese referéndum. "Es evidente que la ley puede adaptarse a la voluntad popular", ha insistido.

Desde el punto de vista del independentismo, ha asegurado que las bases para el referéndum ya existen y se debe convocar, y ha añadido que falta por saber qué plantea el Gobierno. "Si el Estado opta por la represión, será sólo cuestión de tiempo que el independentismo pase del 48% al 60%", ha advertido.