Menú Buscar
Ernest Maragall, Sergi Sabrià y Roger Torrent en la reunión del grupo de ERC  / EP

Torrent y Maragall llevan a tribunales al exdirector del CNI por el supuesto espionaje a sus móviles

Esquerra Republicana anuncia en un comunicado que este caso atenta contra la intimidad de los políticos

3 min

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y el diputado de Esquerra Republicana Ernest Maragall van a llevar a los tribunales el caso de supuesto espionaje que sufrieron a través de sus teléfonos móviles mediante el programa Pegasus. Denunciarán a Félix Sanz, que dirigía el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en 2019.

Esquerra Republicana considera que el espionaje “atenta contra la intimidad”, según ha explicado la formación independentista en un comunicado emitido este jueves. El partido recuerda que estos delitos están sancionados con penas de cárcel y pueden ser agravados en el caso de ser “cometidos por funcionarios públicos”.

Máximo responable

La querella va dirigida a Félix Sanz, ya que era el “máximo responsable” de la institución cuando se produjeron los hechos destapados por The Guardian y El País. ERC entiende que “le correspondía garantizar que sus actividades se ajustaran a la legalidad”.

El mismo Maragall comparó este caso con el del Watergate. Según dijo, es similar e incluso “mucho más grave”: “Es un ataque sistemático contra unas instituciones, ciudadanía y proyecto político. Esto es un Catalangate absolutamente definitivo", remarcó en rueda de prensa.

Monitorización absoluta

La formación también arguye que los denunciantes han sido espiados de "forma abusiva y sin justificación" ya que el programa informático permite la monitorización "absoluta" del teléfono de los políticos.

Por otra parte, Esquerra recuerda que el Congreso de los Diputados y el Senado deben "someter a control al CNI" en el caso de que sus investigaciones "vulneren la inviolabilidad domiciliaria o el secreto de las comunicaciones, sin que, de acuerdo con la ley que regula el centro, sus operaciones gocen de inmunidad o de irresponsabilidad penal o disciplinaria".

El Gobierno, a favor de los tribunales

En este contexto, Torrent ha confirmado que la ministra de Defensa, Margarita Robles, le instó a que lleve a los tribunales el caso para denunciar el espionaje. El presidente del Parlament cree que tras estas palabras se esconden "buenas voluntades" por parte del Ejecutivo.

"Es de interés común saber qué ha pasado y saber quién hay detrás. El Gobierno que se declara el mas progresista de la historia debería ser el primer interesado en investigar, depurar responsabilidades y anticipar que el espionaje político no se va a producir nunca más en el Estado español", dijo.