Menú Buscar
Quim Torra, con gesto apesadumbrado, en el Parlament / EFE

Torra vuelve a llamar a Sánchez sin éxito

Moncloa insiste en el rechazo a un diálogo mientras que el presidente de la Generalitat no condene la violencia en Cataluña

20.10.2019 14:32 h.
3 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha vuelto a llamar este domingo a mediodía al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sin éxito. Desde La Moncloa han respondido que el líder del Ejecutivo se encuentra reunido pero que dirán algo a Torra, según han confirmado fuentes del Govern.

La llamada de este domingo se produce después de una anterior durante el día ayer. No obstante, Sánchez aseguró, a través de un comunicado, que no tiene intención de coger el teléfono al president hasta que no condene la violencia en Cataluña que tiene lugar tras la sentencia del 1-O.

El Gobierno: "Torra tiene una deuda"

En este aspecto ha insistido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que en una comparecencia para dar cuenta de la situación en la comunidad autónoma este domingo ha manifestado que Torra "tiene una deuda con el conjunto de los catalanes", en referencia a la condena a los disturbios.

Marlaska ha insistido en que es "imprescindible" que Torra condene de manera "firme, rotunda, sin matices ni medias tintas la ola de violencia" y ha expresado que "nadie entiende que no lo hayan hecho todavía".

"Usted no me tiene que dar lecciones"

Ya en la tarde del sábado, Torra remitió una carta a Sánchez en la que, ofendido, le espetaba que "usted no me tiene que dar a mí lecciones de condenar y luchar contra la violencia porque yo, igual que el movimiento independentista durante todos estos años, he luchado siempre y condenado siempre todas las violencias".

"Constato públicamente como presidente de la Generalitat que usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y catalanas y, lo que es peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo”, continuaba la misiva.

Condena a la violencia

Durante la mañana de ayer, previo a la primera llamada, Torra instó a Sánchez a poner “fecha y hora” para sentarse a dialogar “sin condiciones” sobre la crisis política y social presente en Cataluña y que se ha intensificado en la última semana tras la sentencia del procés.

Asimismo, el president de la Generalitat rodeó hacer una condena explíticita a los disturbios en las calles, aunque manifestaba que "la violencia no ha sido ni será nunca bandera del independentismo".