Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, en el Palacio de la Generalitat en Barcelona / EFE

Torra usa el vocabulario de Trump para insultar al Estado que le paga 153.000 euros al año

El aún presidente de la Generalitat ataca ahora a "partidos, altos funcionarios, fuerzas policiales, judicatura, instituciones, etc" del sistema democrático español

3 min

Quim Torra continúa su campaña de hostigamiento contra España y sus instituciones en plena pandemia de coronavirus. El todavía presidente de la Generalitat ha vuelto a lanzar uno de sus habituales ataques contra el sistema democrático de nuestro país, ahora echando mano incluso del vocabulario utilizado por otro insigne representante del populismo nacionalista y ultraconservador: el presidente de EEUU, Donald Trump.

El dirigente de JxCat, al igual que su entorno mediático independentista subvencionado, han coincidido en las últimas horas en hablar de la supuesta existencia --según ellos-- de un "deep state" --"Estado profundo"-- español. Un término con el cual Trump se ha referido con frecuencia en su país para aludir a funcionarios y altos cargos dedicados en secreto, según su peculiar modo de ver, a impedir sacar adelante sus planes políticos.

Ataque a los partidos españoles

El vocablo ha caído en gracia en el mundo posconvergente, tal y como muestra uno de los últimos mensajes de Torra en sus redes sociales, que no ha tenido reparos en insultar, incluso, hasta a los partidos políticos españoles --como si el suyo no lo fuera--: "No se puede hablar de deep state dentro del Estado español, porque todo el Estado --partidos, altos funcionarios, fuerzas policiales, judicatura, instituciones, etc--, está construido sobre la base de su supervivencia como tal. De aquí que el objetivo único a abatir es el independentismo", ha manifestado.

Cobra el doble que Pedro Sánchez

Paradójicamente, Torra cobra por su cargo 152.861 euros anuales --dietas aparte-- como presidente de la Generalitat gracias a ese mismo Estado al que tanto desprecia e insulta, siendo, de largo, el presidente mejor pagado de las 17 comunidades autónomas españolas. Un salario que prácticamente duplica al del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que con sus cerca de 80.000 euros está muy por debajo de los 115.000 que percibe cualquier conseller de la Generalitat y al mismo nivel, o incluso por debajo, de centenares de altos cargos del Ejecutivo independentista catalán.