Menú Buscar

Torra se aferra a su mandato y arremete contra un Estado que les “trata como terroristas"

El presidente catalán denuncia que los recursos catalanes “desaparecen absorbidos por el agujero negro de Madrid”

6 min

Nuevos reproches a un Estado español cuya “represión”, dice, “nos impide afrontar la pandemia con recursos propios” y nos trata a todos como "terroristas”.

El presidente catalán, Quim Torra, ha abierto el Debate de Política General que se celebra en el Parlament, con referencias a su inminente inhabilitación y sin despejar dudas sobre cómo acabará su mandato o sobre la fecha de las elecciones catalanas. “Nuestras instituciones venían del intento de aniquilación del 155. Pero a pesar de los esfuerzos del deep state español, no lo han conseguido. Una institución como la Generalitat no se arruga”, ha dicho, tras aludir a los procesos judiciales abiertos por el procés: “Todos somos terroristas”.

"El círculo perfecto de la represión"

El líder independentista se ha referido al “círculo perfecto de la represión". "Comenzaba la legislatura con el impedimento de que el presidente legítimo (Carles Puigdemont) fuera investido y ahora podemos acabar igual, con la destitución del presidente de la Generalitat”, en referencia a la decisión que en los próximos días tome el Tribunal Supremo sobre su inhabilitación por desobediencia.

“Mañana tengo que ir a Madrid [el Supremo tiene señalada una vista sobre el recurso presentado contra la condena de Torra] porque hay un Estado instalado en la venganza”. Ha denunciado que “es apoyado por algunos partidos”, en velada alusión a sus socios de gobierno, ERC, que apoyan el diálogo con el Gobierno.

¿Despedida?

El president ha dicho sentirse orgulloso del trabajo de todos los consejeros una semana después de su remodelación por sorpresa. “Hemos hecho todo lo que está en nuestra manos. Yo serviré a los catalanes hasta el últimos minuto de mi presidencia”, ha dicho a modo de despedida.

Ha dedicado buena parte de su intervención a los efectos de la pandemia, pero sin asumir como propio ningún fallo en la gestión. Ha asegurado que “la lucha contra esta emergencia sanitaria es la prioridad de este Govern”; ha defendido el sistema de recuento de fallecidos que hace la Generalitat, que difiere con el estatal; y el plan de reapertura de los colegios. “Es lógico que con la nueva política de cribajes salgan más casos”, ha advertido, tras arremeter contra el Gobierno por no regular las bajas para que los padres puedan ocuparse de los alumnos contagiados.

Balance de gobierno

Torra ha aludido a la caída del 21% de la economía catalana y una previsión de descenso del PIB en un 10% que, según cree, será coyuntural a diferencia de la crisis de 2008. Esa ha sido toda su valoración sobre los efectos económicos de la pandemia. 

En cuanto al balance de la acción de gobierno, ha destacado la aprobación de los presupuestos de la Generalitat de 2020, que se han ampliado en 1.200 millones para reforzar áreas relacionadas con la salud, la educación y los servicios sociales “como no podía ser de otra manera en una situación de pandemia”. Con todo, ha sido el propio Ejecutivo catalán el que ha reconocido que las cuentas no sirven precisamente por no tener en cuenta el impacto de la crisis sanitaria. 

Déficit fiscal

“Necesitamos nuestros recursos, los que generamos los catalanes, que desaparecen absorbidos por el agujero negro de Madrid”, ha dicho. Por ello, ha reclamado al Estado que agilice el traspaso de los fondos europeos y los 33.000 millones que, según afirma, corresponden a Cataluña. El presidente catalán ha instado a la oposición a denunciar el déficit fiscal “que supone que seamos la tercera comunidad autónoma en ingresos fiscales y luego bajemos a la décima posición en recuperación. No puede ser. No nos podemos permitir la asfixia económica en plena pandemia”.

Ha culminado su discurso con el anuncio de la apertura de tres nuevas delegaciones de la Generalitat en el extranjero --Túnez, Argentina y México--, y la futura creación de delegaciones en Australia y Nueva Zelanda, Japón y Senegal. Esta intervención triunfalista abre el que será, salvo sorpresas de última hora, el último debate de Torra como presidente del Gobierno catalán en el Parlament.