Menú Buscar
Pedro Sánchez y Quim Torra, que hoy presiden en Moncloa una mesa de diálogo condenada al fracaso, en el Palau de la Generalitat / CG

Torra recibe a Sánchez con la bandera española y un lazo amarillo en la solapa

El presidente catalán ha regalado al líder socialista dos libros sobre derechos humanos y libertad en un encuentro muy cuidado en los detalles para evitar los errores de Pedralbes

3 min

Hasta el más mínimo detalle ha sido cuidado en la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra. El objetivo: evitar los errores del encuentro que, hace algo más de un año, mantuvieron ambos mandatarios en el Palau de Pedralbes, donde el color amarillo de las ponsetias y la pugna entre ministros y consejeros por visualizar una cumbre entre gobiernos, distrajo de lo importante. Aunque, en esta ocasión, poco se espera de esta cita, en la que Sánchez ofrece financiación y diálogo, frente a la autodeterminación y la amnistía que reclama el presidente catalán.

lazo amarillo tarongers
Lazo amarillo en el Pati dels Tarongers del Palau de la Gneralitat / CG

Torra ha recibido a Sánchez en la entrada del Palau de la Generalitat. Ambos han subido las escaleras hasta llegar a la galería gótica y, tras posar ante las cámaras, han entrado en el despacho del president. Allí se han sentado junto a las banderas española y catalana.

El 'president' regala dos libros a Sánchez

Torra, como es habitual, lucía un lazo amarillo en la solapa. El mismo símbolo de apoyo que se ha colocado en el Pati dels Tarongers cercano a las dependencias donde hablaron Sánchez y Torra.

No hubo ponsetias amarillas, pero sí un regalo del dirigente catalán al socialista cargado de simbolismo. El independentista entregó a Sánchez dos libros: Inventing human rights, de Lynn Hunt y Llibertat i sentit, de Lluís Solà. El primero versa sobre el debate de los derechos humanos desde la Ilustración hasta la Declaración Universal de 1948. El segundo gira en torno a "la noción de la libertad partiendo desde la visión de uno mismo", así como de cuestiones como la justica, el amor, el arte o la poesía.

Lo más comentado: la exagerada inclinación de cabeza de Iván Redondo, asesor de Sánchez, ante el presidente Torra.