Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto a su vicepresidente, Pere Aragonés, y los alcaldes de Lleida, Girona y Tarragona. Independentistas / EFE

Torra pide contención a la Policía Nacional mientras insta a Sánchez a "dialogar sin condiciones"

El presidente de la Generalitat manifiesa que la violencia "no ha sido ni será nunca bandera del independentismo"

19.10.2019 12:55 h. Actualizado: 19.10.2019 17:41 h.
4 min

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a sentarse a dialogar sobre la crisis política y social en Cataluña tras la sentencia del Tribunal Supremo. En una comparecencia este sábado, Torra, que ha rodeado una condena explícita a la violencia en las calles, ha pedido que la Policía Nacional realice las cargas con "proporcionalidad" después de que la noche anterior volviera a ser escenario de una batalla campal protagonizada por jóvenes radicales.

Torra aparece tras la noche más violenta en Barcelona / CG

"Pedimos sentarnos en una mesa de negociación sin condiciones. Hoy es más urgente que nunca". Acompañado del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y de los alcaldes Lleida, Tarragona y Girona, Torra ha comparecido este sábado en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat a consecuencia de los graves disturbios que se repitieron por quinta noche en Barcelona y que han dejado un saldo de 83 detenidos y 182 heridos en toda la comunidad autónoma, la mayoría en la capital. Se trata de la primera aparición del president tras una reducida presencia durante la jornada de ayer, cuando publicó un tweet en el que se congratulaba del éxito de "la fuerza cívica y pacífica del movimiento independentista" representado en las "marchas de la libertad", mientras que no hizo ninguna mención a la violencia callejera que se produjo más tarde en Via Laietana.

"Solución democrática"

"Hacemos una llamada a la responsabilidad. No nos representa ninguna forma de violencia. Nos representa la democracia. Exigimos al Gobierno abrir un diálogo para una solución democrática, para una salida política y democrática", ha arrancado Torra, que ha pedido que se serene el clima de tensión de cara a las próximas concentraciones, como la convocada esta tarde por Arran y los CDR en Plaza Urquinaona como rechazo a la "represión" de ayer.

Torra ha acusado también como parte del problema a la Policía Nacional, a la que ha pedido que actúe con "proporcionalidad". No obstante, ha eludido cualquier valoración sobre el papel de los Mossos d'Esquadra y del conseller de Interior, Miquel Buch, encargados de planificar el dispositivo de contención.

Presión a la Policía Nacional

Aragonés ha ahondado en este punto al instar al Gobierno a que "su policía actúe en Cataluña con los criterios de proporcionalidad, congruencia y oportunidad que deben marcar el comportamiento de cualquier policía democrática".

Así, el Govern ha deslizado la presión sobre el dispositivo hacia la Policía Nacional, a pesar de que el papel de Buch ha estado bajo escrutinio durante estos días, especialmente por la falta de contundencia en la noche del jueves a la hora de mantener alejados a grupos de ultraderecha de otros conformados por antifascista y que generó choques en la zona del Eixample. De hecho, este sábado ha tenido lugar un encuentro entre el conseller y el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, con el Cecor para fortelecer la estrategia ante la escalada de violencia.