Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Quim Torra, dando un discurso ante la Generalitat en pleno auge de la pandemia de coronavirus / EUROPA PRESS

Torra pide "plantar cara de una vez al Estado"

Los tres últimos expresidentes de la Generalitat expresan su indignación por las detenciones de varios empresarios y dirigentes investigados por la presunta financiación ilegal del 'procés'

4 min

La detención de varios empresarios y dirigentes independentistas por presunto desvío de fondos para financiar el procés ha generado una profunda indignación entre los mandatarios de la Generalitat. Incluidos sus tres últimos presidentes --los posconvergentes Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas--, que consideran las investigaciones por supuesta corrupción como una causa contra el secesionismo.

El más vehemente ha sido Torra, inhabilitado por desobediencia, que ha pronunciado un encendido discurso en la concentración de los mandatarios del Govern y sus partidos y entidades afines --ANC y Òmnium-- a las puertas de la Generalitat: "Que la fuerza del independentismo se haga valer, plantemos cara de una vez al Estado. Tenemos la fuerza de la gente que nos habéis dado a los partidos. La tenemos que ejercer en el Parlament, en el Congreso y en el Parlamento Europeo", ha manifestado Torra ante decenas de simpatizantes en plena pandemia de coronavirus. "El Estado no tiene otra manera de dialogar que con la represión", ha añadido el expresidente autonómico mejor pagado de España.

Puigdemont: "Intentan la muerte del independentismo"

Su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont --fugado de la justicia en Bélgica desde que declaró la independencia unilateral de Cataluña en octubre de 2017-- también ha criticado las detenciones practicadas por la Guardia Civil, calificando la operación como un intento de buscar "la muerte política y civil del independentismo", y ha trasladado "todo el apoyo" a los investigados por este "nuevo zarpazo represor".

El eurodiputado de JxCat, asimismo, ha anunciado en otro mensaje de su perfil de Twitter la inclusión de su jefe de oficina, Josep Lluís Alay, entre la docena de detenidos, reclamando la puesta en libertad de todos ellos. Y definiendo de este modo --y en inglés-- lo ocurrido: "Actuar contra los disidentes políticos es una enorme violación de los derechos fundamentales".

Mas: "¿Por esto hay que detener a la gente?"

Por su parte, el también posconvergente Artur Mas ha defendido a David Madí --uno de sus más estrechos colaboradores durante su mandato, también detenido-- y ha calificado de "espectáculo" la operación policial, aduciendo que no era necesaria. ¿Por esto hay que detener a la gente? Para eso, que vayan a la Administración a pedir sus expedientes, no hay que montar este show", ha declarado en TVE.

La Guardia Civil ha realizado este miércoles una treintena de registros en Cataluña a empresarios y dirigentes del entorno de JxCat y ERC por el presunto desvío de fondos para mantener la estructura del fugado Puigdemont en Bélgica, así como por su presunta relación con la plataforma Tsunami Democràtic, impulsora de diversos sabotajes tras la sentencia a los líderes del procés. El juez los investiga por presuntos delitos de malversación, blanqueo de capitales y prevaricación.

Destacadas en Política