Menú Buscar
Quim Torra preside el Consell Executiu de la Generalitat el martes 19 de marzo de 2019 / EFE

Torra visitaba la nave donde se escondían papeletas para el 1-O

Un agente de la Guardia Civil declara en el Tribunal Supremo haber visto al actual 'president' en un almacén de Bigues i Riells donde se incautó gran cantidad de material para el referéndum

20.03.2019 11:33 h.
8 min

A 43 kilómetros de Barcelona se encuentra la localidad de Bigues i Riells. Allí, en una nave industrial del polígono Can Barris, la Guardia Civil se incautó de hasta 9,9 millones de papeletas y 6.000 sobres con el membrete de la Generalitat relacionados con el referéndum del 1-O. Días antes del registro, tal y como ha manifestado este miércoles un agente del Instituto Armado, se constató cómo el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, había accedido al almacén así como también varios diputados de Tarragona, el exdirector de Patrimonio en la Vicepresidencia, Francesc Sutrias, y la exresponsable de Proyectos Organizativos y Territoriales de ese departamento, Mercedes Martínez Martos.

Ha sido la principal revelación realizada por el agente en el marco de la decimonovena jornada del juicio del procés. El testigo ha centrado su declaración en los incidentes que se habrían desarrollado a las afueras de la nave mientras se efectuaba el registro, cuando comenzó a concentrarse un grupo de jóvenes que empezó “a dar consignas para organizarse y evitar que pudiéramos salir, sentándose en el suelo y bloqueando la salida”, tal y como ha narrado este miércoles el responsable del dispositivo llevado a cabo el 20 de septiembre de 2017.

El 'atropello'

“La salida era prácticamente imposible. Se nos echó gente encima y otros se colocaron delante de las ruedas”. El agente ha sido interrogado como testigo en el marco de la decimonovena jornada del juicio del procés, donde, a preguntas del fiscal Fidel Cadena, ha recordado incluso cómo uno de los manifestantes, “inconscientemente por el riesgo que corría, se lanzó encima de los vehículos [de la Benemérita] y simuló un atropello". "La suerte es que no se propagó la situación de pánico", ha señalado el efectivo, aseverando que, pese a que los Mossos “tardaron una hora en llegar allí”, finalmente pudieron apartar al ciudadano que fingió haber sido arrollado.

El guardia civil ha explicado que, nada más abrir la puerta de la nave 18 del polígono, los efectivos comprobaron que tanto las paredes laterales como la del fondo se encontraban ocupadas por unos montones cajas y papeles. Cada paquete tenía anotaciones con la cantidad de documentos que había dentro. Una vez abiertos, los agentes hallaron lo que buscaban: allí estaba “todo lo necesario para constituir una mesa electoral”, como las papeletas que rezaban, en castellano, catalán y aranés, referéndum de autodeterminación 2017, y los sobres “de la Generalitat con datos como las actas de constitución de la mesa y el número de votantes”.

El secretario se cubre el rostro

Cuando sobre las dos del mediodía se dio por finalizado el registro, dos agentes de paisano salían y el letrado de la Administración de Justicia intentaron salir, “pero no pudieron”. A ellos tuvieron que incorporarse tres agentes de la policía local que “tuvieron que convencer a los ciudadanos de que era el letrado el que iba a salir”. Tal era la tensión del momento que el secretario judicial “nos pidió que le dejáramos algo para cubrirse el rostro, ya que no quería que se le reconociera. Creo que se le dejó un pañuelo. Había gritos y el vehículo que le trasladaba llegó a recibir golpes y patadas”.

Esa fue la primera salida. La segunda correspondía a la de los furgones que contenían, “cargados hasta arriba", el material incautado. Para poder abandonar la zona, los vehículos “debían, por seguridad, circular a velocidad muy lenta". “Se nos echó la gente encima y bloqueó la salida”. El testigo ha manifestado que, ante las dificultades, se vio obligado a contactar con el centro de mando para requerir la presencia de agentes de orden público a fin de hacer frente al ambiente de “total hostilidad” que les rodeaba. “Comenzaron a lanzarse latas de Coca-Cola llenas, botellas de agua y los vehículos eran engullidos por la gente”.

Estructuras de Estado

El agente ha explicado, asimismo, que formó parte del equipo de análisis de las actuaciones del departamento de Interior de la Generalitat, las conferencias de radio de las salas regionales de mando y las intervenciones telefónicas y correos del entonces máximo responsable de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y del exconsejero Joaquim Forn. En los documentos, ha apuntado, se detallaban las estructuras de Estado que se pretendía impulsar tras la consulta, principalmente en relación a las áreas de defensa e inteligencia.

El testigo ha aludido asimismo a la “vía unilateral” a la que hacía referencia el documento Enfocats, que constituiría la hoja de ruta de la independencia de Cataluña y que fue hallado en la vivienda de Josep Maria Jové, quien fuese número dos del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

Papel de los Mossos en el procés

Otro de los documentos analizados se centraba en el papel de los Mossos en el marco del proceso secesionista y que estaba fechado en enero de 2017. En él, ha precisado, se planteaba que había que “dar garantía jurídica” a los agentes de la policía autonómica “para que no puedan ser sancionados penalmente” ante la constatación de que “con el ordenamiento jurídico están sometidos a la Constitución y funcionalmente a jueces, tribunales y ministerio fiscal”. Ya durante el interrogatorio de Vox, acusación popular en la vista oral, el testigo ha recalcado que los correos investigados arrojaban como objetivo la celebración del referéndum, que “legitimaría una declaración de independencia".

El turno de pregunta de las defensas se ha saldado con la protesta de éstas después de que el letrado de Junqueras, Van den Eynde, solicitase la proyección del vídeo en torno a lo sucedido en las afueras del almacén de Bigues i Riells. El presidente del tribunal, ante esta petición, ha sido tajante: "Vamos a hacer ver que no lo hemos oído", haciendo indirecta alusión al criterio de la sala de no exhibir vídeos durante los interrogatorios de los testigos. "Ya está resuelto y nos remitimos a ello", ha remarcado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información