Menú Buscar
Torra junto a Puigdemont en rueda de prensa en Berlín / EFE

Torra mantiene la incógnita sobre su presencia en la inauguración de los Juegos del Mediterráneo

El presidente de la Generalitat anunciará este viernes si asiste al acto en Tarragona tras visitar a Puigdemont en Berlín el jueves

3 min

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, anunciará este viernes si asiste o no a la inauguración de los Juegos Mediterráneos, prevista para este mismo viernes por la noche en Tarragona. Se prevé que sobre las 12.30 de este mediodía confirme su posición. 

Lo explicó este jueves en rueda de prensa en Berlín acompañado de la consejera Elsa Artadi y del expresidente Carles Puigdemont. Durante la semana se ha confirmado la asistencia del Rey y de Sánchez a la inauguración, pero Torra sigue dejando en el aire su presencia: "Seguimos en el mismo punto; mañana os comunicaré mi decisión".

La carta al Rey

Esta misma semana, Torra ha pedido por carta a Felipe VI que se viera con él aprovechando la ceremonia de inauguración de los Juegos, para hablar de una negociación Estado-Generalitat sobre el proceso soberanista, y la Casa Real ha reenviado la carta a la Moncloa.

Además, en varias declaraciones ante los medios, Torra ha instado últimamente al Rey a pedir perdón por defender la actuación del Estado ante el referéndum del 1-O: "Desde entonces, no ha habido por parte del monarca español ninguna disculpa ni excusa. Seguimos estando en este punto".

Resoluciones políticas, no judiciales 

Preguntado por si la incertidumbre en torno a su presencia en la inauguración significa que finalmente se ausentará, Torra ha insistido en que lo anunciará este viernes, y Puigdemont ha bromeado: "Soy yo el que no voy a ir".

Puigdemont también ha explicado que el Govern tiene "el deber de marcar y liderar su posición ante un conflicto que hace muchos años que dura, que el Estado está lejos de reconocer como tal pero que todo el mundo se ha dado cuenta de que existe". El expresidente ha señalado que tanto él como Torra tienen "el deber de hacer que todo discurra por caminos de resoluciones políticas y no judiciales: hay un conflicto político entre Cataluña y España y se ha de hablar de buscar una solución".