Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat Quim Torra / EUROPA PRESS

Torra llama a desobedecer el 25% de castellano en las aulas

El 'expresident' insinúa que el consejero Cambray (ERC) debería desafiar al Estado aunque le cueste la inhabilitación

3 min

El expresidente de la Generalitat Quim Torra ha apostado por no acatar la sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC) que obliga a un 25% de castellano en las aulas aunque esto pueda conllevar inhabilitaciones en el Govern: "Estamos en conflicto con el Estado español".

Lo ha dicho hoy en una entrevista en el canal 324, tras ser preguntado por si defiende no acatar la sentencia aunque pueda resultar en la inhabilitación de algún consejero o miembros del Govern, a lo que Torra ha respondido que "".

"No hya hoja de ruta"

Ha criticado el acuerdo para modificar la Ley de Política Lingüística y ha recordado que durante su mandato "no se aprobó ninguna declaración en el Parlament que dijera que el catalán pasar a ser una lengua más de uso en las escuelas", por lo que cree que se podría haber hecho algo diferente.

Por otro lado, ha considerado que en la actualidad "no hay ninguna hoja de ruta ni horizonte" para conseguir la independencia de Catalunya, a diferencia de 2015 momento en el que cree que sí que la había. Ha puesto en valor "la fuerza de la sociedad catalana, que en 2015 daba la sensación de que se iba a algún sitio", con respecto a la independencia, por lo que ha lamentado que en la actualidad esto no sea así, según él.

Apoyo a Borràs

"Es necesario que la gente no se sienta decepcionada ni enfadada, sino que digan adelante. Hay muchas cosas por hacer si nos fijamos un horizonte. Lo que me duele es la situación actual de que parece que nos dicen que no puedes hacer nada y que tú a la jaula autonómica", ha añadido. Preguntado por una eventual vuelta a Catalunya del expresidente Carles Puigdemont, ha dicho que "puede ser un punto de inflexión" pero cree que para ello el independentismo debe prepararse y saber qué se hará.

Por último, sobre el caso de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, de presuntas irregularidades cuando presidía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), ha querido mostrarle su apoyo, y ha afirmado que "pone las dos manos en el fuego" porque cree que los hechos que se le atribuyen no son ciertos.