Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2d) conversa con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra (3i), durante la primera reunión de la mesa de diálogo en Moncloa / EFE

Torra reprocha a Sánchez que no dé respuesta a la autodeterminación

"Estamos en las antípodas", afirma el Gobierno, tras una reunión de tres horas de la mesa de diálogo, que se salda con el compromiso de seguir avanzando "en el marco de la seguridad jurídica"

5 min

Las posturas siguen enrocadas. La primera reunión de la mesa de diálogo, que ha durado tres horas, se ha saldado con un comunicado en el que se sientan las bases de los futuros trabajos, que se llevarán a cabo "en el marco de la seguridad jurídica". Tras el encuentro, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comparecido ante los medios de comunicación para lamentar que no hayan tenido respuesta a sus reclamaciones sobre autodeterminación y amnistía. No obstante, ha asegurado que la parte catalana "no se levantará de la mesa de diálogo".

"Para nosotros, la voluntad popular es la principal institución republicana y vamos con retraso en la solución de un conflicto político", ha dicho, tras denunciar que no hayan podido estar presentes Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Marta Rovira.

Ha explicado que en el encuentro han surgido temas sectoriales, que dice respetar, pero que cree que deben circunscribirse a otro foro, el de la mesa bilateral.

Montero: "No se esperan frutos a corto plazo"

Por su parte, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha destacado la superación del bloqueo, "que solo genera frustración", y la nueva interlocución que abre una nueva etapa "marcada por la agenda del reencuentro". "Por el bien de Cataluña y el conjunto de España --ha añadido-- es necesario que se dé cauce al conflicto político en Cataluña. Somos conscientes de lo que nos separa, pero también de que es una negociación muy compleja de la que no esperamos fruto en el corto plazo". Ha admitido que Gobierno está "en las antípodas" de Torra porque rechaza el derecho a la autodeterminación reclamada, pero ha expresado la confianza del Gobierno en seguir avanzando.

"La opción de no hacer nada ya se probó y no sirivió de nada, fue contraproducente porque radicalizó las posturas", ha dicho Montero en alusión al Gobierno del PP. Aboga por encontrar "fórmulas imaginativas" para avanzar.

La ministra ha descartado la figura del relator/mediador que exigen los independentistas.

PDF.js viewer https://cronicaglobal.elespanol.com

Ambas partes han suscrito un comunicado, según el cual, esta primera reunión "ha servido para sentar las bases del diálogo, abordando algunos aspectos metodológicos, y para constatar la naturaleza política del conflicto y que este requiere de una solución política. En este sentido, ambas delegaciones coinciden en que la mesa de gobiernos es un instrumento para vehicular una solución y, por ello, se han emplazado a continuar trabajando para impulsar el diálogo, la negociación y el acuerdo".

Valoración positiva

"Las dos delegaciones valoran positivamente esta primera reunión celebrada en La Moncloa" y se han comprometido a que la mesa se reuna mensualmente y alternaticamente, en Madrid y Barcelona. Asimismo, los presidentes y vicepresidentes habilitan a partir de este momento "un grupo de trabajo integrado por una delegación por cada parte", y se incorporarán a la mesa cuando sea necesario ratificar acuerdos políticos, salvo que alguna de las partes decida otra composición. "Cualquier acuerdo que se adopte en el seno de la mesa se formulará en el marco de la seguridad jurídica", afirma.

La delegación del Gobierno estaba compuesta, además de Sánchez, por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y los ministros de Hacienda; Transportes, José Luis Ábalos; Sanidad, Salvador Illa; Política Territorial, Carolina Darias; y Universidades, Manuel Castells. Acusó baja Pablo Iglesias debido a una amigdalitis

Por la parte catalana, acompañaron a Torra el vicepresidente, Pere Aragonés, los consejeros Jordi Puigneró y Alfred Bosch, los diputados Elsa Artadi, Marta Vilalta y Josep Maria Jové --investigado por la justicia por su papel en la preparación del referéndum del 1-O--, y el exjefe de gabinete de Torra y del expresidente Carles Puigdemont, Josep Rius.