Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra / EFE

Torra exige al Gobierno parar "la escalada de violencia en Cataluña"

El presidente catalán ha enviado una carta al ministro del Interior en la que denuncia a "grupos armados y organizados" que quitan lazos amarillos

22.08.2018 11:30 h.
2 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha enviado una carta al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que insta a poner fin a la "escalada de violencia" que, según dice, se vive en Cataluña. Pone como ejemplo la actuación de "grupos armados y organizados" que quitan lazos amarillos.

carta torra marlaska

 

“Es urgente poner fin a la escalada de violencia en Cataluña por parte de grupos violentos, así como depurar responsabilidades”. Así se expresa Torra en la misiva, en la que expresa su “preocupación” por la actuación de “grupos armados y organizados que recorren en territorio catalán” con “la participación de un agente de la Guardia Civil. Se refiere a la identificación, realizada el pasado fin de semana por parte de los Mossos d’Esquadra, de 14 personas en la provincia de Tarragona que se dedicaban a quitar lazos amarillos. La policía autonómica les aplicó la “ley mordaza”, es decir, la Ley se seguridad Ciudadana aprobada en 2015.

“Sin perjuicio de las acciones penales que se deban emprender, solicitamos que se nos informe, urgentemente, de las medidas disciplinarias que, si corresponde, se adopten”. Torra cree aplicable el artículo de la citada ley en el que se tipifica “la ostentación o utilización de armas sin causa justificada” así como “organizar o participar activamente en reuniones o manifestaciones de carácter político o sindical” llevando “armas, vistiendo el uniforme reglamentario o haciendo uso de su condición de guardia civil” que se celebren en lugares públicos.

El presidente catalán se refiere, asimismo, a los insultos recibidos por dos diputados del Parlament y la agresión a un periodista gráfico por parte de agentes de la policía nacional”. Adjunta copia del escrito de denuncia enviado el pasado 9 de agosto a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información