Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, que prepara su escolta presidencial opaca / EFE

Torra esconde los datos de su nueva guardia presidencial

El Área de Seguridad Institucional quedará fuera del control de la cúpula policial, lo que permitiría enviar escolta de forma opaca al expresidente fugado a Bélgica

29.05.2019 11:17 h.
3 min

Opacidad, así se podría definir la gestión de Quim Torra ante la nueva unidad de escoltas de la Generalitat y que se creó a través de un decreto para modificar la esturcutra de los Mossos d'Esquadra. El Govern ya ha finalizado el listado con el número profesional de los admitidos tras el concurso de libre designación y se espera que el nuevo equipo empiece a funcionar en junio. 

Fuentes policiales calculan que tendrá unos 140 agentes, aunque no se publicarán en la Intranet de la policía autonómica y eso ha generado mucho malestar en el cuerpo. Josep Miquel Milagros, portavoz de Uspac, ha asegurado que "es una vergüenza" y que el motivo para ocultar esos datos es que "no se han seguido criterios objetivos". 

Mossos de Puigdemont

Los Mossos elegidos proceden en su mayoría de la unidad actual de escoltas. Según publica El País, 48 policías proceden de la seguridad de Artur Mas, Jordi Pujol, Pasqual Maragall y José Montilla, que si querían continuar en sus puestos tenían que presentarse; otros 19 son personas sin plaza fija en el área de escoltas con miedo a perder su empleo. Los más llamativos son los 14 agentes que habrían estado implicados en la seguridad del expresidente fugado, Carles Puigdemont, en Bélgica.

El Departamento de Interior explicó al mencionado diario que en otros concursos de libre designación tampoco se ha publicado el listado de admitidos por una "cuestión de seguridad". Por ejemplo, la consejería aseguró que los listados de Mossos que se destinan a la lucha antiterrorista son privados. En este caso, se alega que deben proteger al presidente de la Generalitat y a sus antecesores en la calle y en sus domicilios. 

Área de Seguridad Institucional

La nueva área tendrá como nombre Área de Seguridad Institucional (ASI), y a sus integrantes se les comunicará su admisión vía telefónica. Los agentes mantienen el nivel 3 de especialización de escoltas, lo que significa un complemento mensual en su nómina. Algunos Mossos temen que este cuerpo responda a acciones políticas y no policiales, puesto que orgánicamente escaparía del control de la cúpula policial. 

Sin control, estos Mossos tendrían total libertad para la protección del expresidente Carles Puigdemont, puesto que la jefatura policial de Mossos se ha negado a enviar a agentes para la seguridad de Puigdemont. Muchos agentes consultados por El País tampoco ven bien que los policías usen sus vacaciones para ir a Waterloo.