Menú Buscar
Paneles instalados en la pista cubierta de atletismo de Sabadell / AJUNTAMENT DE SABADELL

Torra se envaina su estrategia de desgaste y da la bienvenida al Ejército

El Ministerio de Defensa cierra la polémica generada por la información de ‘Crónica Global’ y atribuye a criterios técnicos el freno al hospital de campaña de Sabadell ordenado por la Generalitat

6 min

La ciudadanía exige soluciones que la propaganda independentista no tiene. Quim Torra lo sabe y, de ahí, el viraje argumental que ha protagonizado su gobierno en la última semana. De arremeter contra la presencia de las fuerzas armadas a dar la bienvenida a la ayuda del Ejército contra el coronavirus. A su vez, el Ministerio de Defensa ha dado carpetazo a la polémica generada por la publicación de Crónica Global, que destapó el bloqueo del hospital de campaña de Sabadell (Barcelona) por orden de la Generalitat: “Han sido criterios técnicos”, afirman los mandos militares.

El Ministerio de Defensa comenta la polémica del hospital temporal de Sabadell / EFE

“Si nos puede ayudar el Ejército español, como si nos puede ayudar cualquier médico, yo estaré agradecido. Si es para hacer un trabajo útil y humanitario, no hay ningún problema", aseguraba ayer el presidente catalán. Atrás quedaban los comentarios despreciativos de la consejera de Presidencia, Meritxell Budó --“Tienen demasiada prisa en que el Ejército esté en la calle”-- o del consejero de Interior, Miquel Buch --“Desplegar al ejército es del todo innecesario", llegó a decir--.

"Diseño demasiado militar"

El cambio de postura venía precedido del revuelo mediático y político suscitado por bloqueo del hospital de campaña que la unidad de ingenieros procedentes de Salamanca instala en el pista cubierta de atletismo de Sabadell. Según publicó este medio, los trabajos comenzaron el lunes, pero al día siguiente, CatSalut ordenó que se paralizaran porque la estructura  era “demasiado corporativa”, esto es, demasiado militar, pues el diseño consistía en habilitar tiendas de campaña con dos camas, tal como el Ejército ha hecho en Oviedo (Asturias) con la misma finalidad de aliviar los centros sanitarios colapsados por los contagios de coronavirus.

Marta Farrés, alcaldesa de Sabadell, explica las novedades del hospital temporal Vallès Salut / TWITTER

Según fuentes gubernamentales, la Consejería de Salud conocía y había aceptado ese diseño inicial, pero una responsable de ese departamento, según explicaría posteriormente la alcaldesa de Sabadell, Marta Farrés, instó a desmontar las tiendas y colocar paneles.

La exigencia del Govern mantuvo paralizados durante 24 horas a los 40 soldados, ingenieros, fontaneros y operarios desplazados a la capital vallesana, pero ayer reanudaron los trabajos con la finalidad de que se habiliten entre 250 y 300 camas antes del 10 de abril. Un tiempo perdido que, según explicaban miembros de esa unidad, ha generado impotencia y algo de tensión, dado que el Ejército no deja nada a la improvisación y los cambios obligan a recalcular la logística. Pero la misión, pues así es como conciben los trabajos de Sabadell, se cumplirá.

hospital ejercito oviedo
Hospital de campaña desplegado por el Ejército en el parking cubierto del HUCA de Oviedo para combatir el coronavirus / EFE

"No eran adecuadas"

La consejera Vergés atribuyó ese bloqueo a “criterios técnicos”, que es el concepto que ayer mismo utilizó el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Villarroya, quien en respuesta a las preguntas de los periodistas, justificó la retirada de las tiendas en que "no eran adecuadas" para un espacio interior. En Oviedo, que también es un recinto cubierto, se mantiene y tiene una estructura similar a los hospitales de campaña que las fuerzas armadas utilizan en zonas de combate --por ejemplo en Irak--, completamente equipadas e incluso con capacidad quirúrgica.

De esta forma, el Ministerio de Defensa daba carpetazo a la polémica generada, que todavía colea, pues el Ayuntamiento de Sabadell ha asumido el coste del alojamiento de los militares, pues la Generalitat se niega a pagar su pernoctación en hoteles, tal como hace con el personal del hospital Parc Taulí cuando se prolonga la jornada de trabajo y no pueden ir a su casa.

Colapso en las UCI y en las residencias

Es precisamente el colapso existente en este centro sanitario el que llevó al Consistorio a negociar la ayuda del Ejército, como han hecho otra treintena de municipios catalanes, donde las fuerzas armadas realizan labores de limpieza y fumigación.

El recibimiento de Torra y los suyos no pudo ser más hostil, pero la situación en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y en las residencias de ancianos es tan crítica que el Govern ha optado por envainarse sus quebrantos independentistas y centrar todos sus esfuerzos en afrontar la crisis con todos los medios posibles a su alcance.