Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en una comparecencia de prensa en Moncloa

Torra cuela por la puerta de atrás un aumento de las pensiones para los expresidentes

El presidente ‘coloca’ en un decreto sobre medidas urgentes para hacer frente a la pandemia mejoras salariales del 0,9%

3 min

Medidas económicas para hacer frente a la pandemia del coronavirus, sí, pero también medidas para poder subir las pensiones de los expresidentes, es decir, la suya propia cuando deje el carto. El presidente Quim Torra ha colado por la puerta de atrás un aumento del 0,9% sobre asignaciones temporales y pensiones de los expresidentes de la Generalitat.

Se trata de un decreto ley publicado el pasado 9 de abril, según el cual se ponen en marcha medidas económicas, sociales y administrativas para hacer frente a la pandemia. En su disposición cuarta, sin embargo, se señala que “a falta de convalidación del Decreto ley 3/2020, de 11 de febrero, regula el incremento de la cuantía de las pensiones a que se refieren los apartados primero y tercero del artículo 30 de la Ley 4/2017, de 28 de marzo, de presupuestos de la Generalitat para el 2017".

Partidas en el presupuesto de 2020

Ese decreto fija que se incrementen en un 0,9% las retribuciones respecto de las vigentes a 31 de diciembre de 2019. Y se señala que afecta a las pensiones y asignaciones temporales otorgadas al amparo de la Ley 6/2003, de 22 de abril, del Estatuto de los expresidentes de la Generalitat, y de la Ley 2/1988, de 26 de febrero, sobre asignaciones temporales y pensiones a los presidentes del Parlamento, según ha publicado La Razón.

Esa decisión es coherente, por tanto, con una partida que se incorpora en el presupuesto de la Generalitat para 2020 de 850.000 euros en asignaciones y pensiones para los expresidentes de la Generalitat y del Parlament. Eso implica un 41,6% más del presupuesto de 2017, cuando esa partida alcanzó los 600.000 euros.

El 60% del sueldo de presidente

El propio Torra se podría beneficiar de ello. Sin tener en cuenta ese aumento, el actual presidente catalán tendrá derecho a una pensión vitalicia de 89.698 euros anuales, teniendo en cuenta que ahora percibe 146.926 euros.

Según el estatuto de los expresidentes, cuando éstos alcanzan los 65 años, tienen derecho a una asignación que corresponde al 60% de la cuantía mensual que cobraban como presidentes en ejercicio.

Destacadas en Política